Image default

La sorpresiva confesión de Ginette Reynal

La actriz dijo “Estuve tres años de novia con un primo hermano” y también contó que una prima se casó con su exmarido.

Ginette Reynal realizó este sábado una sorpresiva confesión al revelar que mantuvo una relación amorosa durante tres años con un primo hermano, siete años menor que ella, del cual piensa que “estará enamorada” por el resto de su vida. “El incesto no es raro, es maravilloso”, definió la actriz en el programa “PH: Podemos Hablar”.

En uno de los habituales segmentos del ciclo que se emite por Telefe, su conductor, Andy Kusnetzoff, pidió a los invitados que avancen al denominado punto de encuentros aquellos que tuvieron amores prohibidos.

Y después de que el cantante cordobés Pablo Tamagnini contara su anécdota, la que dio el paso al frente fue Reynal, quien sin rodeos disparó: “Estuve tres años de novia con un primo hermano mío. Amor, amor, amor, enamorados y te diría también que creo que estaré enamorada de él por el resto de mi vida”.

“Fuertísimo lo que me estás diciendo”, destacó Kusnetzoff. La exmodelo, conductora y empresaria amplió: “Primo hermano, hijo de una hermana de mi mamá. Él tiene 7 años menos que yo, así que lo he tenido en brazos”.

La historia despertó la curiosidad de Mora Jabornisky, otra de las invitadas al programa. “Perdón, yo quiero preguntar en qué momento pasa de relación de primos a…”, consultó la última eliminada de la casa de Gran Hermano.

“Fue después que murió mi marido (Miguel Pando, en 2011). Nosotros antes nunca habíamos tenido una onda especial. La verdad es que siempre tuvimos buena onda porque a mí me gusta la gente diferente y él es muy diferente al resto, muy inteligente y físicamente muy diferente a sus hermanos”, contó.

Después de un breve paréntesis, Reynal aclaró que su primo estaba separado y consideró que situaciones de ese tipo “sirven para abrir el corazón y ser inclusivos”. “No fue un problema familiar, al contrario”, aseguró, y dijo que recibió el apoyo, por caso, de sus primas.

“Hay muchas historias de primos, pero cuando lo vivís te das cuenta por qué se llama incesto. No es raro, es tan maravilloso que tiene que ser raro, porque si no estarían todos los primos con todos los primos”, teorizó.

Además, indicó: “No hay nada que explicar. Tenés los mismos códigos. Sobre todo cuando sos primo por parte de madre, porque las mujeres bajan la línea, la información, como el ADN cultural de la familia”.

“Nos separamos por circunstancias que no vienen al caso. Él está en pareja y yo doy un paso al costado“, se sinceró.

Ginette Reynal: “Mi prima se casó con mi marido y tuvo dos hijos”

En medio de la confesión sobre la relación con su primo, Reynal abrió un pequeño paréntesis para contar otra intrincada historia familiar. Dijo que una prima suya se casó con su primer marido y que juntos tuvieron dos hijos.

“Yo estaba separada. Se enamoraron, se casaron y mis (dos) hijos son primos segundos y medios hermanos de sus primos”, expresó, la actriz, madre también de otro varón producto de su relación con Pando, quien se excusó en que “hay un eclipse y hay que sacar todo”. “Yo me lo tomé muy a pecho. Me va a odiar mi familia, pero es así”, dijo entre risas.

Reynal aceptó que conocer esa relación fue “horrible”. “Me enteré porque vino otra prima mía a contármelo y yo la saqué zapateando. La eché de mi casa y no le creí. Cuando ella se fue, vino la chica que cuidaba a mis hijos y me dijo ‘señora, es verdad lo que le está contando’”, indicó.

Sin embargo, dejó que el tiempo pusiera las cosas en su lugar. “No dije nada. Dije ‘estos platos se comen fríos’. Esperé a que ella me lo venga a contar. Vino y me lo dijo, y yo no escuché demasiado”, comentó.

“Básicamente le dije ‘nena, vivís en Argentina, un país machista, ¿a quién creés que van a odiar, a vos o a mi? Me conocés y sabés la problemática interna, ¿vos pensás que va a ser diferente? Después se casaron, por iglesia y de blanco. Es loquísimo”, manifestó.

Y completó si historia con una reflexión: “Estuve mucho tiempo peleada con ella y un día entendí que nadie es dueño de nadie y nadie le hace nada a nadie, sino que se lo hace a sí mismo”.