Image default

La historia del joven que volvió a jugar al rugby luego de que le amputaran una pierna

Benjamín “Dipy” Romano tiene 18 y en los últimos tres años su vida cambió en forma radical; logró terminar el colegio y ahora estudia para ayudar a personas con enfermedades graves

“No es fuerte quien nunca se cae, sino quien se cae y se vuelve a levantar”, con esa frase Benjamín “Dipy” Romano cierra una charla de más de media hora en la que su templanza y fortaleza parece la de una persona con varias décadas encima. Sin embargo, tiene apenas 18 años.

Por José María Costa