Image default

La emoción de Chiche Gelblung al recibir el Martín Fierro de Oro

El periodista, de 78 años, fue ovacionado al recibir el mayor galardón de la ceremonia organizada por la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas

La noche de los Martín Fierro de Cable 2022 tuvo un broche muy especial con Samuel “Chiche” Gelblung, sobre el escenario, recibiendo la estatuilla de oro, la más importante de la velada. El periodista, una de las grandes figuras de la pantalla actual de Crónica TV, fue distinguido con el galardón que reconoce su extensa trayectoria y su huella en el periodismo argentino.

Gelblung, que minutos antes ya había subido al escenario como ganador en el rubro labor periodística masculina, fue aplaudido y ovacionado de manera unánime por todos los presentes. Y en ese clima festivo, el periodista, de 78 años, expresó: “Empecé de viejo en la televisión, esto es demasiado reconocimiento, este es el mayor premio que puedo tener. Gracias a mis compañeros, a mi compañera de toda la vida, Cristina [Seoane], a mis hijos y nietos, esto es demasiado premio”. Y con ese instante emotivo culminó la velada, que luego recibió a todos los ganadores de la noche en el escenario para la foto final.

El reconocimiento a Chiche, llega luego de un año de intenso trabajo para el periodista, quien a sus 78 se muestra tan activo como siempre. Su vocación lo llevó incluso a asumir una tarea que pocos profesionales están dispuestos a aceptar: ser cronista de guerra. En marzo de este año, Gelblung viajó para cubrir la guerra de Ucrania, en el marco del comienzo de ese enfrentamiento. “Creo que hay que estar ahí, es una guerra bastante diferente”, expresó pocos días antes de viajar, en diálogo con la periodista Cristina Pérez, en su ciclo de Radio Rivadavia.

Para Chiche ese no fue un desafío nuevo: “Hace cincuenta años que hago esto y tengo experiencia como corresponsal de guerra. El miedo te agarra después. Estuve en la caída de Saigón y el miedo me vino después, porque no había tenido tiempo de procesar. Te entra la adrenalina en el cuerpo y seguís, pero hay un momento en el que rompés en lágrimas. Yo estaba en Tailandia, llegué a Bangkok, al hotel, me senté y empecé a llorar. No podía parar”, confesó sobre aquella experiencia.

Si bien Chiche no deja de nunca trabajar, un grave episodio de salud llevó mucha preocupación a su entorno y al público que lo sigue. En junio del 2020, y en el marco de la cuarentena por covid, el periodista permaneció internado varios días por un severo cuadro de neumonía y sepsis. Luego de recibir el alta, y mientras continuaba en internación domiciliaria, Gelblung explicó: “Me agarró algo que no pude saber qué era. Lo que pasó aparentemente -no sé mucho porque no me acuerdo- es que mi mujer me descubrió medio confuso. Sabe que hablo boludeces todo el día, pero se fue a bañar y cuando vuelve se ve que seguía. Vino el SAME para hacerme el test de Covid y simultáneamente la ambulancia de Los Arcos y me llevaron. Ahí no sé qué paso porque me desperté dos días después”, indicó.

En el transcurso de su internación, el cuadro del periodista se agravó, se sumó una infección en una pierna, e incluso se le debió colocar un respirador artificial. Por suerte, su evolución luego comenzó a ser favorable, y afortunadamente pudo recibir el alta.

Pocos días después, y muy agradecido de la atención que recibió de la gente, Chiche aseguró: “Estoy acá sanito, vivito y coleando. La recuperación fue más rápido de lo que parecía, pasa que los medios son difíciles. Yo miraba la tele y veía: ‘Chiche en grave estado’ y yo estaba comiendo pollo en ese momento. Estuve 48 horas dormido y complicado, pero ahora me siento bien. Estoy bárbaro. No puedo creer lo que produjo esto. Recibí miles de mensajes, cadenas de oración, rezos desde distintas partes del mundo, fue una cosa muy conmovedora. Llegué a llorar por gente que nunca conocí. Fue de tal impacto que me emocioné”, confesó conmovido el periodista, quien hoy logró uno de los mayores reconocimientos a su trayectoria.