Image default

La Cancillería homenajeó a Héctor Timerman

Funcionarios, exfuncionarios, familiares y amigos asistieron al acto que se realizó en el Palacio San Martín. Javier Timerman recordó los últimos días de su hermano. “Fue una lucha tremenda: murió buscando justicia”, expresó.

“Estábamos en Nueva York. Héctor haciendo el tratamiento experimental contra el cáncer. Suena el celular y era Graciana (Peñafort), su abogada y amiga, desde Buenos Aires. Le dijo: ‘Héctor no vuelvas, vas a ir preso y es una condena a muerte’. Héctor hizo las valijas esa noche. Era buscar justicia o la salud. Héctor vino a buscar justicia, quería declarar ante el juez y sabía lo que le esperaba”. Emocionado, Javier, el hermano del fallecido canciller Héctor Timerman, relató aquel episodio de la persecución que obstaculizó el tratamiento para enfrentar el cáncer. Fue este miércoles, durante el homenaje que la Cancillería argentina le tributó al fallecido canciller que, como señaló el ministro Santiago Cafiero, “fue un compromiso de reparación del Poder Ejecutivo”.

En el salón del Palacio San Martín se respiró un aire de reivindicación, no sólo a Timerman, sino a una larga serie de dirigentes y exfuncionarios de los gobiernos de Néstor y Cristina Krichner, hostigados, espiados y hasta encarcelados. “Pasaban los días -contó Javier Timerman- y perversamente no le permitían declarar. Mi hermano empezaba a perder la memoria. Me pedía que lo fuera a visitar para ayudarle a recordar, incluso para volver a enseñarle cómo se usaba el celular. Fue una lucha tremenda: murió buscando justicia”.

El final de la historia es conocido. Timerman murió procesado por el juez Claudio Bonadío, en la causa del Memorándum de Entendimiento con Irán. Pero el Tribunal Oral Federal número 8, por unanimidad, sobreseyó a todos los imputados por inexistencia de delito. En el fallo, se dejó asentado expresamente que “pese a que la acción penal se extinguió por fallecimiento, se deja constancia que no se afecta el buen nombre y honor de Héctor Marcos Timerman”. Fue una mención inhabitual en un fallo.

El Poder Ejecutivo marcó la cancha no sólo porque el acto fue oficial, sino también por la presencia del jefe de Gabinete, Juan Manzur. También estuvieron en primera fila el gobernador bonaerense Axel Kicillof; el procurador del Tesoro, Carlos Zannini -que estuvo preso en la causa del Memorándum-; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el diputado Eduardo Valdes; funcionarios, exfuncionarios -el exvicepresidente Amado Boudou y el ex secretario de Transporte- Juan Pablo Schiavi, ambos encarcelados- y numerosos integrantes de la familia Timerman, entre ellos Jordana, la hija de Héctor. 

El acto arrancó con un video en el que se vio a Timerman en acción, en especial en 2015 cuando la Argentina y el entonces canciller consiguieron un pronunciamiento de las Naciones Unidas limitando a los fondos buitres. Pero hubo también imágenes de la apasionada defensa de la soberanía argentina en las Islas Malvinas y la reivindicación de los derechos humanos y la demnocracia, por ejemplo ante la desestabilización sufrida por Rafael Correa en Ecuador o Fernando Lugo en Paraguay.  

“Es posible -dijo Graciana Peñafort- una gestión pública que no priorice el interés personal  la propia vanidad, el buen nombre, sino los intereses de la Argentina, y eso es lo que hizo Héctor Timerman. Murió un hombre pero no un legado”. Desde Moscú, el actual embajador Eduardo Zuaín, exvicecanciller de Timerman, envió un emocionado mensaje de video: “Héctor nos va a seguir acompañando en el sueño de la Patria Grande, en la integración regional y la lucha por la soberanía efectiva en las Malvinas”.

El acto fue cerrado por Santiago Cafiero: “Este es un acto de reparación que buscamos desde el primer día, porque era necesaria esta justicia histórica, rodeados de afectos, de amigos y admiración; y creo que es el inicio de un camino de reivindicación de su testimonio y entrega”.

En el Palacio San Martín quedará una placa, que fue descubierta por Cafiero y Javier Timerman, en recordación del canciller que falleció el 30 de diciembre de 2018. El final fue un extenso y emocionado aplauso que, como señaló Peñafort, “es un homenaje tardío, pero le hubiera gustado ver esto, esta reparación”. 

El mensaje de Hebe

También Hebe de Bonafini, titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, hizo llegar su mensaje a través de sus redes sociales porque no pudo estar presente. “Nunca olvidaré que en mi primer viaje a Estados Unidos, en la primera fila, escuchándome, estabas vos”, escribió.

“Mi emoción de hoy es igual a la de aquel día. Mientras, y hasta que nos encontremos, esperame en alguna estrella, como siempre, mirándome dulcemente”, publicó Bonafini.