Image default

Kate Hudson reveló la restrictiva dieta que hizo para aparecer en bikini en el nuevo film de Netflix

La actriz que es parte de Glass Onion: Un misterio de Knives Out evitó las bebidas con alcohol días antes de rodar la escena en la piscina

Kate Hudson está de estreno. Antes de que termine el 2022, la actriz volvió a los sets con Glass Onion: Un misterio de Knives Out, una superproducción que ya puede verse por la pantalla de Netflix y que ha batido récords desde su lanzamiento, ubicándose entre las más vistas a nivel mundial. Feliz por el éxito de esta secuela, la intérprete reveló algunos detalles curiosos del rodaje como, por ejemplo, la estricta dieta a la cual debió someterse para filmar la escena en la pileta, donde aparece luciendo un espectacular bikini.

Quien compartió elenco con Daniel Craig, Janelle Monae, Dave Bautista, Leslie Odom Jr y Edward Norton, entre otros, reveló lo gratificante que fue filmar en los paradisíacos paisajes de Grecia. “Fue divertido. Fue el telón de fondo más bonito para hacer una película. Me sentí muy mimada”, expresó la actriz en una entrevista mientras su compañero Craig coincidía en el gran grupo que se armó: “Creo que al ser un reparto coral, todo el mundo estaba ahí para apoyarse mutuamente. Fue súper divertido hacer esta película y creo que se puede ver, porque sobrepasa la pantalla, lo bien que la pasamos juntos”.

Sin embargo, no todo fue color de rosa en el set. A algunas restricciones por COVID, se sumaron otras más personales. Es que la propia Hudson (que en el film interpreta a una exmodelo devenida en diseñadora de modas) reveló que a la hora de filmar cierto tipo de escenas decidió someterse a algunas prohibiciones para lucir lo más radiante posible. “Mientras todos los demás tomaban Aperol en Grecia, yo solo esperaba que se filmara esa escena para poder unirme a los demás”, confesó en una entrevista con This Morning en referencia a la secuencia de la piscina donde aparece enfundada en un bikini color naranja y una capelina haciendo juego.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Glass Onion: A Knives Out Mystery (@knivesout)

Según sus dichos, la actriz no sólo evitó beber alcohol los días previos a grabar esa escena, sino que también se privó de algunas tentaciones del catering dispuesto para el equipo en el set. “Todo el mundo se lo estaba pasando en grande y yo estaba como: ‘Tomaré ese pepino y queso feta’”, agregó, entre risas, la intérprete de 43 años.

Ahora bien, cuidarse y mantenerse en forma no es algo que Hudson solo reserve para sus proyectos cinematográficos, sino que suele ser un hábito que intenta repetir a diario en su vida personal. “Necesito moverme para sentirme bien. Intento hacer algo de movimiento todos los días: salir a caminar, hacer unos minutos en la cinta, algo de pilates o, si tengo más tiempo para hacerlo, me encanta hacer yoga”, comentó quien reconoce que perseguir a sus tres hijos día a día también es un buen ejercicio para estar en forma.

Un nuevo misterio que resolver

Mientras promocionaba Entre navajas y secretos en 2019, su director Rian Johnson insinuó la posibilidad de hacer una secuela. En 2020, se confirmó que estaba trabajando en una historia con Daniel Craig, quien estaba dispuesto a repetir su papel como Benoit Blanc, y en marzo de 2021, Netflix compró los derechos por 469 millones de dólares. El rodaje de esta secuela, que llegó a la pantalla un día antes de la Navidad, tuvo lugar en la isla de Spetses, Grecia con gran parte de su equipo tradicional.

¿De qué trata esta nueva entrega que, a tan sólo tres días de su estreno, batió todos los récords? En esta oportunidad, el detective Benoit Blanc viaja a las islas griegas para descifrar un nuevo misterio en una lujosa propiedad del multimillonario Miles Bron. Allí, se encuentran la exsocia comercial de Miles, Andi Brand; la actual gobernadora de Connecticut, Claire Debella; el innovador científico Lionel Toussaint; la diseñadora de moda y exmodelo Birdie Jay acompañada de su meticulosa asistente Peg; además del influencer Duke Cody y su novia Whiskey. Como en los mejores misterios sobre asesinatos, cada personaje oculta sus propios secretos, mentiras y motivaciones. Por eso, en el momento en que alguien aparece muerto, todos se convierten en sospechosos.