Image default

Juliana reveló llamativos detalles íntimos de su relación con Maxi en Gran Hermano

La exparticipante del reality dialogó con Ángel de Brito en LAM y habló de su estadía en la casa

Juliana Díaz, la última eliminada de Gran Hermano (Telefe), se acercó a los estudios de América para tener un mano a mano con Ángel de Brito y las panelistas de LAM. En la entrevista, la oriunda de Venado Tuerto se refirió a la estadía en su casa, pero además explicó cómo fueron sus encuentros sexuales con Maxi.

Maxi y Juliana sorprendieron a todos desde el vamos por la rapidez en que formaron pareja dentro de “la casa más famosa”. Finalmente, el amor se consumó en todas sus formas frente a las cámaras y a los miles de televidentes que siguen el reality a diario.

Tras su salida, Juliana se expuso a las preguntas sin filtro de LAM (América). “¿Cómo es tener sexo dentro de la casa?”, le preguntó el conductor del programa en el comienzo de la entrevista. “¡Uy, re loco!”, respondió “Tini” y agregó: “Es todo un malabar… ‘que los palos de piso, que la carpita’ y es raro tener que armar como un escenario para ir a tener relaciones sexuales. Es medio un bajón”.

La exparticipante no tuvo problemas en profundizar el tema con el conductor y señaló que le generaba cierto pudor el tema a su pareja: “Él (Maxi) estaba preocupado, no sabía si quería tener sexo por cosas personales de él…”, dijo y ante la intervención de una de las panelistas confirmó que el uso de preservativos era uno de esos temas. “¿Tiene alergia al látex?”, le preguntaron, a lo cual asintió, aunque enseguida aclaró que ella sí se cuidaba y que los estudios previos al ingreso daban que cada participante era una persona sana.

Al ser la primera pareja oficial del reality, Maxi y Juliana tuvieron que buscar un lugar en la casa que no los expusiera tanto y que le diera cierta intimidad ante los ojos de sus compañeros.

En el sauna habíamos armado como un colchón con acolchados y palos de piso, luego le pasamos el tip al resto de las parejas y estaban todos chochos. Estaba bueno porque estábamos alejados de todos”, manifestó, aunque no fue el único lugar en el que probaron: “Nos cancelaron la ducha porque nos tapaban mucho las cámaras”Gran Hermano les prohibió que abran la canilla caliente durante mucho tiempo porque el vapor tapaba la visibilidad.

Otro tema al cual se refirieron el conductor fue el tema de la vigilancia constante por parte de los camarógrafos y trabajadores que miran lo que ocurre durante 24 horas. “A mí, te juro por Dios, el tema de los micrófonos y camarógrafos no me importaba. Me importaba más el tema del impacto de afuera de mis padres y de mi hermana menor”, señaló Juliana y, en ese sentido, agregó: “No me hicieron ningún comentario y la verdad que me re apoyaron”.

Por último, Ángel de Brito, con suma sutileza, le preguntó: “Ahí vimos en el tape que Maxi buscaba algo y no lo encontraba, ¿lo encontró?”, preguntó Ángel de Brito con suma sutileza y ella respondió: “¿Encontró? Re encontró”. Luego, la última eliminada del reality se sometió a las preguntas de las panelistas.