Image default

Juan Schiaretti y Gerardo Morales coincidieron en que hay que salir de la grieta para encontrar soluciones

Los gobernadores de Córdoba y Jujuy compartieron un panel; subrayaron la necesidad de priorizar el empleo y de trabajar por un país más federal

Los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Gerardo Morales (Jujuy) compartieron un panel sobre diálogo argentino. “Los acuerdos hay que hacerlos antes de llegar al poder -dijo el cordobés-. Es difícil lograrlos una vez que se llega al poder; es fundamental abandonar la grieta” y reiteró que se debe generar una alternativa “superadora”. Morales coincidió: “Tenemos que salir de la grieta, o no hay destino” para la Argentina.

Schiaretti, sin mencionar al kirchnerismo ni al pedido del presidente Alberto Fernández de investigar penalmente a los jueces que viajaron al sur con empresarios, subrayó que “quien llega al poder parece querer manejar el Poder Judicial, lo que precisamos como país es que la Justicia sea independiente”.

He vivido toda mi vida de la política, creo en la política y me dio vergüenza lo que pasó la semana pasada en el Congreso. No nos podemos dejar tironear por dos o tres locos”, señaló Morales. La referencia fue al escándalo en Diputados cuando se iba a debatir la creación de varias universidades.

Ambos participaron del ciclo “Argentina, Estado, ética y sociedad. Diálogos para construir una visión de nación” organizado por la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Uces) y coordinado por la diputada nacional Margarita Stolbizer, quien enfatizó que el espacio lleva varios años porque “pensar en un país implica sostener algunos pilares básicos” y planteó que se “viven tiempos muy complejos” por la “brecha” que existe entre la agenda de la sociedad y la de los políticos.

Respecto de cómo armar una hoja de ruta para encarar un diálogo, Morales admitió que los “tironeos de los extremos” -como los llama el español Felipe González- son los que ponen en jaque esa chance. Mencionó que la “confrontación interna” del Frente de Todos le impide avanzar en las soluciones que requiere el país. Respecto de Juntos por el Cambio, señaló que “tiene que haber conducción, liderazgo racional”.

“Los que tenemos certeza del diálogo debemos avanzar, dialogar”, agregó y apuntó que el próximo gobierno requiere de “liderazgo” y demandará apostar por resolver las “cuestiones unitarias” que se han generado durante años.

“Los que terminan definiendo la agenda política son los que abonan la grieta -dijo Schiaretti-. Tenemos la voluntad de armar una propuesta que exprese a los otros; cuando hablamos con dirigentes hay coincidencias. Necesitamos que la política deje de girar en una órbita que la gente no comparte”. Confió en que vendrán “buenos años” para el país si se opta por “salir de la grieta”.

Schiaretti reiteró el modelo “propio y particular” que tiene Córdoba, reiteró que se caracteriza por el “respeto” a la institucionalidad y porque el Estado interviene en la medida en que la economía lo necesita, manteniendo “diálogo permanente” con los sectores privados.

También ratificó que la “grieta” empeora la posibilidad de salida de la Argentina. Insistió en que se necesitan “acordar” aspectos básicos. “Cada uno que llega al poder quiere refundar el país, entonces estamos en un proceso de refundación permanente”, dijo. Incluyó en esa agenda la necesidad de “terminar con el déficit fiscal” que fue sostenido por los gobiernos que “creen que el Estado debe hacer todo” y los que “entienden que no debe hacer nada” y lograr superávit en la balanza comercial sin caídas cíclicas.

A su turno, Morales lamentó que todavía haya provincias sin gas natural, como Jujuy, Misiones y Corrientes, y que haya obras claves demoradas. Destacó el desarrollo del litio y el cobre, minerales “críticos” que ponen a la Argentina en una muy buena posición en el mundo.

El jujeño subrayó que “hay que ordenar la macro”, pero expresó su preocupación porque “economistas propios y ajenos se ocupan de eso pero se olvidan de la micro, y con eso del desarrollismo que se necesita”. Reclamó “acuerdos” en leyes claves y en materia como educación y trabajo. Por ejemplo, pidió aprobar el plan presentado por Daniel Filmus para el desarrollo científico. “Podemos tener diferencias, pero marca un rumbo”, apuntó.

En varias oportunidades, los dos mandatarios afirmaron coincidir en sus análisis. “Hay que definir reglas claras, debemos estabilizarnos. No podemos estar mirando todos los días el Boletín Oficial para ver qué cambia”, añadió y pidió “romper” el “esquema asistencialista”. Morales planteó “la pobreza se termina con más trabajo”.

Schiaretti manifestó que los últimos gobiernos “se han preocupado en gestionar para el AMBA, lo que genera centralismo e inequidades” para el resto del país. “Es la hora de que se expresen los que producen y trabajan”, acotó.

Por Gabriela Origlia-La Nación