Image default

Jones Huala: “Hasta vencer o morir seguiremos combatiendo por nuestro territorio”

El lonko mapuche será trasladado a la casa de su abuela, donde deberá permanecer hasta el próximo martes cuando la Justicia provincial defina cómo seguirá su situación procesal.

Este jueves por la tarde se definió en Esquel la postura del juez federal Guido Otranto, que decidió la nulidad del pedido de extradición impulsado por la justicia chilena contra el activista mapuche Facundo Jones Huala.

Si bien, en un primer momento se determinó su traslado del penal de esa localidad a la vivienda de un familiar, donde cumpliría prisión domiciliaria, finalmente se resolvió “determinar la inmediata libertad” del acusado porque -según se explicó- el fiscal Oscar Oro -a cargo de la investigación por “usurpación, tenencia y portación ilegal de arma de fuego de guerra y abigeato agravado”, que se tramita ante tribunales del Chubut-, no insistió “en tiempo y forma en un nuevo pedido de prorroga de la prisión preventiva ordenada por el juez Martín Zacchino, que expiró el 25 de agosto”.

Alegría y emoción manifestaron los cientos de militantes que asistieron al lugar en señal de apoyo. Entre ellos estuvieron acompañando el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y el líder Qom, Félix Díaz.

Para ellos fue fundamental “la declaración de un testigo que llevó la fiscalía y que se suponía iba a inculpar a Jones Huala en hechos delictivos. En cambio, dijo que había sido obligado a firmar una nota en la que se lo incriminaba”.

Jones Huala estaba en la cárcel luego de ser capturado en mayo en un campo de Leleque, propiedad del grupo multinacional Benetton. La justicia chubutense lo investiga por distintos hechos penales, entre ellos “usurpación, tenencia y portación ilegal de arma de fuego de guerra y abigeato agravado”.

En una segunda jornada de audiencia en el Escuadrón 36° de Gendarmería, hoy se formularon los alegatos de la causa federal desde las 9. Luego de un cuarto intermedio, se conoció la resolución del magistrado pasadas las 14.

En el vecino país se lo acusa de tenencia ilegal de armas de fabricación artesanal, tenencia de municiones, incendio de un inmueble en zona rural e infracción a la Ley de Extranjería al haber ingresado al vecino país de manera clandestina.

En la madrugada del lunes pasado un nuevo incendio en la estancia propiedad del grupo multinacional elevó la tensión en la previa del juicio, que finalmente se desarrolló sin incidentes. Cientos de gendarmes de todo el país habían arribado a la ciudad cordillerana.

La lectura integral de la sentencia se hará el martes próximo, a las 12, en la sede del Juzgado Federal, “donde serán convocadas las partes, porque dicho acto no será público”, se adelantó.