Image default

Imputan a Szpolski, Garfunkel y Pergolini por una evasión millonaria

El caso surgió a partir de una denuncia de la AFIP, cuyo titular, Alberto Abad, entendió que los empresarios presentaban la declaración jurada de los empleados en relación de dependencia y retenían los aportes previsionales, pero no los depositaban.

El fiscal en lo penal económico Emilio Guerberoff imputó a Sergio Szpolski, su ex chofer Ricardo Pace, a Matías Garfunkel y a Mario Pergolini, entre otros ex dueños y directivos de empresas del ultra K Grupo 23, por la “presunta apropiación indebida” de aportes previsionales y de la seguridad social de sus empleados, así como del impuesto a las ganancias, durante los últimos años. Además, solicitó una serie de medidas, para corroborar las maniobras investigadas, como la certificación de aportes a la AFIP, la integración de sociedades a la Inspección General de Justicia (IGJ) y la indagatoria de todos los imputados.

La retención de aportes y de tributos son dos delitos tipificados en la Ley Penal Tributaria, con penas que van de dos años a seis años de prisión. “En caso de condenarlos a menos de tres años, sería de cumplimiento en suspenso; pero si fuera más de tres años la pena, sería de cumplimiento efectivo”, dijeron fuentes judiciales a Clarín

A pesar de que durante el año 2015, el kirchnerismo a través de la la ANSeS destinó a Szpolski-Garfunkel del Grupo 23 (por Tiempo Argentino, CN23, FM Rock & Pop, Radio América y Radio Splendid) más de $105 millones en publicidad oficial, los aportes no se realizaron. La Secretaría de Comunicación Pública del gobierno anterior también les había adjudicado otros $307 millones, sumado a los $10 millones en canjes de deudas impositivas por avisos del gobierno nacional.

En los últimos años, los trabajadores venían denunciando ante el Ministerio de Trabajo la falta de aportes jubilatorios por parte de la empresa.

El fiscal Guerberoff impulsó una denuncia que hizo el mes pasado la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que recayó en el Juzgado Penal Económico N°7, a cargo de Juan Pedro Galván Greenway. El organismo recaudador denunció que las 18 empresas que integraban el grupo de medios ultra K de Szpolski y sus socios desviaron unos $ 85 millones. “Así, los importes no ingresaban al Fisco en los plazos establecidos a tal efecto, incluso en los casos en que con posterioridad fueron incluidos en planes de facilidades de pagos, la mayoría de los cuales no se encontraban vigentes a la fecha”, sostuvo Guerberoff en su escrito.

El juez Galván Greenway resolvió dividir la denuncia de la AFIP en 18 causas distintas, para que se investigue a cada una de las empresas del Grupo 23 por separado. De tal modo, en la causa donde se investiga a la radio FM Vorterix está imputado Mario Pergolini, como uno de los dueños de esa emisora; mientras que para Radio América (Desup S.A.) aparece imputado quien era su presidente Roberto Flores.

Algunas de las otras empresas investigadas son la imprenta Poligráfica del Plata, Soluciones Logísticas (CN23), Comunidad Virtual (Tiempo Argentino), Balkbrug (El Argentino), Manucorp (revista Veintitrés) y BAE Negocios. Mientras que los otros imputados por el fiscal Guerberoff son Alejandro Olmos, Antonio Ciuffo, Ignacio Conde, Toribia Páez, Luisa Cuschnir y Alberto Aspani.

En la fiscalía aclararon que Matías Garfunkel no está imputado en esta causa, ya que no figura en la denuncia original de la AFIP, ni en las sociedades investigadas.