Image default

Hugo Moyano amenazó con un paro nacional

Camioneros reclamó una suba salarial del 131% que no tuvo eco en el empresariado durante la reunión paritaria. Fijó plazo hasta el lunes para negociar. 

Mas nafta al fuego: sin acuerdo con las cámaras empresarias, el secretario General del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, amenazó este miércoles con dar inicio a un paro nacional en el sector a partir del próximo lunes. El anuncio lo hizo luego de la reunión en el Ministerio de Trabajo donde se reanudaron las  negociaciones paritarias, en las cuales el gremio reiteró su pedido de una mejora salarial del 131%. Otro dolor de cabeza para la Casa Rosada, que tiene hasta el fin de semana para intentar desactivar la bomba. 

“La Fadeac (Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas) le niega a los trabajadores pagarles lo que le corresponde, niega el reconocimiento de los trabajadores. Por eso, señores empresarios, si no dan el aumento que el trabajador se merece, el lunes arrancamos el paro”, manifestó en el ingreso a la sede ministerial.

En este cuarto encuentro, el gremio ratificó, además, el reclamo por el pago de un bono de fin de año y el incremento de los adicionales para quienes trabajan en las 18 ramas que contempla el convenio colectivo laboral 40/89 del gremio de camioneros. No obstante, las conversaciones no tuvieron los resultados esperados y la incertidumbre continúa. Las posturas están aún muy lejanas entre sí: mientras el sector empresario ofrece un incremento del 84%, la conducción moyanista insiste con 131% de aumento, con una inflación camino a la centena anual. 

“Hemos venido acá porque el sector empresario se niega a reconocer lo que el trabajador merece. No quieren reconocer el esfuerzo y sacrificio durante la pandemia, que hemos perdido cientos de trabajadores. Nunca dejaron de trabajar”, agregó el líder sindical frente a decenas de trabajadores del área. 

Previo a su advertencia, Moyano le agradeció “al compañero (ministro de Economía) Sergio Massa y a la compañera presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau,y a los 129 diputados y diputadas que aprobaron el proyecto para que el trabajador de larga distancia no le descuenten el mal llamado impuesto a las ganancias” durante la última sesión en el Congreso. 

Ya en los albores de la negociación, Pablo Moyano, el primogénito del clan, había avisado para no traicionar: “Vamos a ir con un pedido concreto de un aumento importante. Vamos a pedir un bono de fin de año y vamos a ver con qué propuesta vienen los empresarios. Que no vengan con dos pesos con cincuenta y, si no, se tomarán en su momento las medidas que haya que tomar”, expresó a principios de octubre. Ya entonces calculaba el reclamo en, como mínimo, un aumento del 100%. 

Los Moyano no sólo vienen de amenazar con un paro: Pablo también amagó con irse de la CGT ante el desaire de haber quedado afuera de una cena a la que el presidente Alberto Fernández invitó al resto de la cúpula de la centra obrera. 

Fuente: Letra P