Image default

Hermano del ladrón asesinado por un médico juró venganza

El familiar del delincuente ultimado por un galeno cuando ingresó a su casa de Loma Hermosa con fines de robo, posteó un estado muy intimidatorio en su Facebook. “Este gil la va a pagar lágrimas por lágrimas”, escribió.

Un hermano de Ricardo Krabler (24), el joven que murió tras ser baleado por un médico al que asaltó para robarle el auto en la localidad bonaerense de Loma Hermosa, juró que no va a parar “hasta que paguen lágrimas por lágrimas” (sic) su muerte.

En una carta dirigida a su hermano, que escribió en su muro de Facebook bajo el nombre de “Druu de Lyberta” y que luego borró, el hermano de Krabler, a quien apodaban Nunu, prometió “hacer Justicia”.

“Ese hijo de puta no tendría Q verte hecho eso pq te kito la vida así, 24 anios a 20 días d cumplir 25 est hijo d puta ya la va a pagar hermano t lo juro, se Q ai un Dios Q lo be todo y Q ase justicia” (sic), dice uno de los tramos iniciales de la publicación, acompañada por una foto de Krabler.

Y más adelante, añade: “Cuantas Kagadas t mandast y nunca t dejamos tirado y aora menos. ni vamos a parar asta Q est Gil la pages t juro hermano” (sic).

Tras lo cual concluye: “SIEMPRE PRESENTE HERMANO NUNCA T BOY A OLVIDAR SOS EL ANGEL DE TODA LA FAMILIA TE AMO HERMANO EST GIL VA A PAGAR LAGRIMAS X LAGRIMAS” (sic).

FileAccessHandler

El lunes, uno de los hijos del médico Lino Villar Cataldo (61), actualmente detenido por homicidio agravado por el uso de arma, denunció amenazas por parte de la familia Krabler.

“El mismo día (del hecho, el viernes último) vinieron a tirar tiros, estando la Policía” en el lugar, relató a la prensa Darío Villar Cataldo, quien aseguró que familiares del ladrón se acercaron “preguntando por qué lo mataron” y después lo amenazaron a él de muerte y también con incendiar su casa.

“Está mal anímica y físicamente”

El abogado de Lino Villar Cataldo (61), quien el viernes último mató a un ladrón que pretendía robarle su auto frente a su casa en Loma Hermosa, aseguró este martes que el médico “está mal, anímica y físicamente” y se mostró confiado en que este mediodía la Justicia considere que se trató de un crimen en legítima defensa y le otorgue la libertad a su defendido.

“Está angustiado, está mal, anímica y físicamente mal. Es un médico que se dedica a salvar vidas, no a sesgarlas. Lo conoce todo el barrio, tanto a él como a su familia, y claramente es una víctima en esta situación”, dijo el abogado Diego Szpigiel, defensor de Villar Cataldo.

El letrado explicó que el médico “está golpeado, tiene lesiones en la cabeza porque recibió un golpe, tiene heridas en las rodillas y está dolorido en todo el cuerpo”, y agregó que está “atemorizado por las amenazas que está recibiendo su familia. Tiene mucho miedo que les pase algo a alguno de los miembros de su familia”.

“Los han amenazado, pasan y les gritan que los van a matar a todos, que les van a quemar la casa. Obviamente tememos por sus vidas”, aseguró el abogado Szpigiel.