Chubut Para Todos

Gustavo Valdés busca contener las críticas a su gobierno por la desaparición de Loan Peña

Mientras continúan buscando al niño correntino, se intensifica la disputa política en la interna radical. Acusaciones, fake news y un gobierno gastado en el centro de la atención pública.

Vecinos autoconvocados marcharán portando antorchas este lunes por la tarde a partir de las 19 horas desde la plaza Cabral, en el centro de la capital correntina, hasta Casa de Gobierno para reclamar la aparición con vida de Loan Peña, el niño de 5 años desaparecido en la localidad de 9 de Julio, al oeste de la provincia, hace 11 días y que tiene en vilo al país. 

La movilización se sumará a la decena de marchas que se vienen replicando en el pueblo de Loan y en la ciudad de Goya, hoy sitiados por efectivos de distintas fuerzas de seguridad que participan de la búsqueda, bomberos voluntarios y un enjambre de periodistas de los principales canales de noticias del país. La protesta pondrá al gobernador Gustavo Valdés frente a un reclamo generalizado de la ciudadanía por el modo de encarar el caso. ¿Afectará este hecho, la imagen a prueba de escándalos del gobernador correntino?

Quien haya encendido un aparato de televisión, la radio o ingresado a las redes sociales en la última semana en Argentina, estará más o menos al tanto del caso del niño desaparecido. En resumidas cuentas, Loan fue a caballo con su papá a almorzar en la casa de su abuela, en un paraje cercano al pueblo de 9 de Julio, ubicado en el departamento San Roque. Las primeras versiones indicaban que el pequeño se había perdido en el monte, desde entonces y hasta hoy, once días después y cuando ya se estableció la posibilidad de un caso de trata de personas; agendes de distintas fuerzas y voluntarios rastrillan la zona buscando a Loan. 

Una catarata de periodistas metropolitanos instalados en el pueblo y alrededores, que transmiten casi en cadena nacional los acontecimientos vinculados a la investigación, potenció mediáticamente el hecho. Y tras una infructuosa semana de búsquedas, quedaron detenidas seis personas; entre ellas, el comisario de 9 de Julio, Walter Maciel, quien estuvo a cargo de la búsqueda de Loan; Victoria Caillava y Carlos Pérez, imputados por captación de personas con fines de explotación, entre otros. 

Tras la detención del comisario Maciel y mientras se reorganizaba la búsqueda, el fin de semana comenzó a circular un audio con la voz de Gustavo Valdés. Se presume que confeccionado con Inteligencia Artificial, el mensaje reproducía la voz de un Valdés enojando con “que se levante ese pueblo de mierda”, pidiendo resultados para que el caso “no salte”. Con rapidez, las aceitadas cuentas oficiales del gobierno, que no publican nada que no esté vinculado con la búsqueda de Loan hace diez días, desmintieron el audio. Este lunes, lo hizo el propio Gobernador. 

Con el propósito de acallar las críticas por la demora en el accionar gubernamental con el Alerta Sofía y el cerrojo en las rutas, este lunes por la mañana, Valdés citó a una conferencia de prensa en Casa de Gobierno y defendió las actuaciones oficiales: “No vamos a bajar los brazos respecto al tema, y vamos a seguir investigando para alcanzar y llegar a la verdad, y saber qué es lo que pasó con este niño”. 

Luego aseguró que se trata de la “búsqueda más importante de la historia de Corrientes”, ya que se rastrillaron unas 30 mil hectáreas alrededor de la zona del hecho. Aprovechó también para ponderar la ayuda de sus socios políticos los gobernadores Leandro Zdero de Chaco y Maximiliano Pullaro de Santa Fe, quienes colaboraron con efectivos policiales, bomberos y la división de canes. También agradeció el apoyo de otras provincias y de la ministra de Seguridad, Patricia Bulrich, a quien el gobierno correntino apoyó en su candidatura presidencial. No obstante, el pequeño sigue sin aparecer.

Cuestionó además la viralización de audios falsos: “Sé que hay audios que andan circulando, atribuyéndose a mi persona. No son reales, han sido adulterados. Repudio en este momento públicamente este tipo de maniobras que pretenden hacer, es un hecho tan doloroso”. 

Todo el asunto apunta con el principal capital político de Valdés, su propia imagen. 

Cuestión de imagen 

Gustavo Valdés es gobernador de Corrientes desde 2017 y fue reelecto en 2021, por el 76 por ciento de los votos. Este abogado, hijo de un matrimonio político y dirigente radical desde los 90, está siempre atento a un dato que suele favorecerlo: su imagen positiva. Aún con indicadores económicos y sociales poco prósperos para la provincia, más del 40 por ciento de la población viviendo en la pobreza; el actual gobernador mantiene una imagen positiva que va del 60 al 80 por ciento, según la consultora; y se ubica, desde hace años, en el podio de los gobernadores con mejor imagen de Argentina. 

La desaparición de Loan Peña representa un gran desafío para el manejo de su gestión y de su imagen, tal vez incluso más que la pandemia del 2020, los incendios de 2022 y las inundaciones de 2023. Catástrofes y escándalos, como el contagio de coronavirus del secretario de Deportes, Jorge Terrile, por cruzar a Resistencia para una partida de póker con permisos oficiales en el momento más aciago del confinamiento; o el transporte irregular de vacunas contra el covid-19, el muy cuestionado ministro de Salud, Ricardo Cardozo. Nada de esto logró esmerilar la aceptación de los correntinos, según encuestas propias y ajenas.   

Valdés es un político hábil y con cintura para mantener dentro de su órbita a jóvenes y viejos dirigentes radicales, prometer sin conceder demasiado a los muchos socios de los partidos provinciales que integran la alianza gubernamental e incluso recibir con calidez, y algo de sobreactuación, al presidente Javier Milei en sus visitas a Corrientes. Sin embargo, hay una clave política que pone en tensión su hegemonía: hace poco más de dos meses rompió de manera pública con su antecesor, el tres veces gobernador Ricardo Colombi.

Es una guerra declarada. Colombi quiere volver a ser gobernador y Gustavo Valdés, impedido por la Constitución de la Provincia, espera que el candidato radical sea alguien de su confianza, posiblemente su hermano Juan Pablo, intendente de la localidad de Ituzaingó. 

Con los reflectores de todos los medios de comunicación nacionales puestos en Corrientes, cuestionado las actuaciones del Ministerio de Seguridad, a cargo del ex fiscal, Buenaventura Durate; Valdés tiene por delante el desafío de disponer todos los recursos posibles para que aparezca con vida Loan. Al menos si desea subsistir políticamente, como su predecesor. 

Por Andrea de los Reyes-ElDiarioAR