Chubut Para Todos

Gustavo Béliz mete gente en el gobierno vía Guillermo Francos

El ex albertista Fernando Brun recibió a Milei en Alemania con pompas y suena para sumarse al Ejecutivo empujado por el jefe de gabinete.

Gustavo Béliz es como Daniel Scioli otro de los peronistas porteños que encontró sosiego en el gobierno libertario escapando de años de traumas con el kirchnerismo.

El ex asesor estratégico de Alberto Fernández se apoya en Guillermo Francos, que fue su compañero de fórmula en las elecciones a la jefatura de gobierno de la Ciudad en 1996, cuando salieron terceros detrás de las fórmulas De la Rúa-Olivera y La Porta-Ibarra con 13 puntos. 

La relación de Béliz y Francos se mantuvo a lo largo de los años: el ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner impulsó al actual jefe de gabinete como director ejecutivo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Ahora que llegó el tiempo de devolver las gentilezas, Francos fue clave para la supervivencia de Fernando Brun en la embajada de Alemania y podría sumarlo al Gobierno. Brund fue el ex responsable de Relaciones Internacionales en la Secretaría de Asuntos Estratégicos de Béliz.

El ex albertista Brun tiene un mejor pasar en el gobierno libertario que en el del Frente de Todos. En 2022, cuando estaba para ascender a embajador, fue vetado por el kirchnerismo. Cristina no le perdonaba haber sido ladero de Béliz. 

Finalmente llegó a la embajada de Alemania en octubre de 2022 por impulso de Alberto y ahora hace méritos para continuar.

En el kirchnerismo, donde odian más a Béliz que al propio Alberto, están furiosos. “Se venden por un pancho”, dijeron a LPO fuentes allegadas al Instituto Patria.

Al ex presidente lo culpa la propia Cristina por la aprobación de la ley bases, que aludió indirectamente a su ex compañero de fórmula cuando cargó contra los dos peronistas que permitieron la aprobación en el Senado, Carlos “Camau” Espínola y Edgardo Kueider.

Camau y Kueider entraron como cabeza de listas de senadores en Corrientes y Entre Ríos por pedido del propio Alberto, que logró sortear las presiones del kirchnerismo en esas provincias

Fuente: LPO