Image default

Grazzini y Aguilera informaron a los diputados del alcance del proyecto para la declarar la emergencia edilicia escolar

Los ministros de Educación y de Infraestructura de la Provincia aseguraron que “el proyecto dará respuesta a la necesidad que tenemos de más aulas”. 

Este martes los ministros de Educación, José María Grazzini, y de Infraestructura, Gustavo Aguilera, explicaron ante los diputados provinciales el alcance del proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo del Chubut, para declarar la Emergencia de la Infraestructura Edilicia Escolar en todo el territorio chubutense. 

En dicha ley se establece como autoridad de aplicación a los Ministerios de Educación y de Infraestructura de la provincia, quienes serán los encargados de determinar las necesidades estructurales y de bienes y servicios esenciales. 

Previo a ingresar a la Honorable Legislatura y en diálogo con la prensa, el ministro de Educación indicó que “en las Sesiones Ordinarias que se realizarán antes de fin de año, esperamos que se apruebe el proyecto que dará respuesta a la necesidad que tenemos de más aulas, y de comenzar el ciclo 2.023 pudiendo cumplir la gran demanda que tenemos, particularmente en Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, al igual que en Esquel y la Comarca Andina”. 

Por lo que “estamos apuntando a esas necesidades, para poder durante el receso escolar avanzar con ampliaciones y nuevos edificios, si se aprueba la ley podremos tener nuevos espacios en muchas ciudades de la provincia”, destacó Grazzini. 

Con la norma las carteras provinciales podrán contratar la construcción, adquisición, instalación, reparación, adecuación edilicia, provisión de bienes, servicios, obras, consultorías, proyectos y la realización de todas las obras en general necesarias para su cumplimiento. 

Acelerar los procedimientos 

Consultado sobre los alcances de la ley y los beneficios que traerá, Grazzini señaló que “fundamentalmente lo que queremos es acelerar los procesos, hemos visto que cuando se inicia un proceso licitatorio lleva una demora de aproximadamente cuatro meses”, sin embargo, “cuando no hay oferentes o los precios estipulados superan el 20% automáticamente se cae la licitación y se debe arrancar de nuevo, lo que implica ocho meses o hasta un año más de demora, el tiempo que se pierde es irrecuperable”. 

En ese marco, agregó que “es necesaria una ley de emergencia, pero también se debería modificar la ley de procedimientos de la Provincia, ya que hay muchas cuestiones que en una nueva ley de procedimientos se pueden modificar para acelerar el sistema, evitando lo engorroso que es pensar en una ley de hace 30 o 40 años atrás”. 

Finalmente, Grazzini afirmó que “sabemos que hay escuelas con muchos años en algunas localidades en las que van surgiendo distintos problemas que hemos reparado, pero el motivo de esta ley es poder brindar la infraestructura que están necesitando los edificios escolares”.