Image default

Granero: “Néstor y Cristina sabían del problema de la efedrina”

El extitular de la Sedronar Ramón Granero, procesado en la causa que investiga el tráfico de efedrina, apuntó hoy contra el exjefe de Gabinete Aníbal Fernández al asegurar que pretendía que el Registro Nacional de Precursores Químicos “se manejara en forma endeble”, así como también recordó que los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner “estaban informados de todo el problema”.

“No tengo la certeza (de que Aníbal Fernández sea ´La Morsa´). Pero yo puedo decir que cada vez que nosotros quisimos actuar en función de cubrir el vacío legal que todavía existe en la legislación para controlar mejor los precursores químicos siempre nos encontramos en frente con la oposición del ministro del Interior, del ministro de Justicia y la Jefatura de Gabinete, cuando la ejercía” el dirigente justicialista, sostuvo el exfuncionario nacional, ante una consulta sobre quién era la persona que se apodaba de esa forma.

En diálogo con Radio Mitre, Granero recordó que el excandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria “solicitó el veto total de la ley” 26.045, que regula los precursores químicos y que no está reglamentada desde que fue sancionada en 2005: “Quería que siguiéramos manejando en el Registro en forma endeble”.

“Nos manejábamos con dos decretos que eran una estructura de control, desde el punto de vista administrativo, bastante endeble”, señaló, al tiempo que apuntó como “otra actitud llamativa” que Aníbal Fernández enviara cartas a senadores y diputados pidiendo que no aprobaran un proyecto de ley que tipificara como delito el desvío de precursores.

En ese sentido, agregó: “Él siempre se oponía a las actitudes que teníamos nosotros para corregir los fallos y que aún existen hoy”.

Consultado sobre las actitudes de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner ante el tráfico de efedrina, Granero afirmó que “estaban informados de todo el problema que había a través de los (entonces) jefes de Gabinete Aníbal Fernández y Sergio Massa”.

Asimismo, el exsecretario de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico se refirió a los dichos del narcotraficante Ibar Pérez Corradi respecto a un presunto pago de coimas destinado a ese organismo público.

“Yo no conozco personalmente a este señor. Si alguien utilizó mi nombre o el de la Secretaría, sería muy prudente de parte de la Justicia investigar, porque soy el primer interesado en saber si esto sucedió. Si le cobraron algún trámite, lo estafaron, porque los trámites en Sedronar eran gratis”, remarcó.

A la vez, Granero subrayó que colaboró con la Justicia y aportó “datos para ubicar” a Pérez Corradi cuando estuvo prófugo, aunque admitió que “alguien lo protegía”.

“No sé si el Gobierno, pero algún servicio o alguien lo protegía. Hay serias sospechas y casi certezas de que durante su etapa de prófugo estuvo en el país. No lo puedo certificar, pero había una cierta ubicación en la zona del Delta en la que se hicieron investigaciones”, aseveró.

Granero consideró que su procesamiento como partícipe necesario del tráfico de precursores químicos “es un poco sugestivo” y resaltó: “Todas las denuncias por desvío de efedrina al narcotráfico las hizo la Sedronar con mi firma. Todos los ciudadanos que están procesados y hasta condenados fueron denunciados por Sedronar”.

Finalmente, advirtió que “actualmente sigue habiendo una endeblez jurídica para controlar esto”.

Granero se encuentra procesado junto al exsubsecretario de la Sedronar Gabriel Yusef Abboud y el exjefe del Registro Nacional de Precursores Químicos Julio De Orue en la causa que tiene en sus manos la jueza federal María Romilda Servini de Cubría.