Image default

Golpe militar en Turquía

El Primer Ministro había denunciado que hubo un “levantamiento militar” en la capital del país árabe mientras que hay tanques desplegados en el aeropuerto de Ataturk. El jefe del Estado mayor es “rehén” de los militares golpistas, según informaron agencias locales.

El ejército turco anunció este viernes que tomó el poder del país, en una acción que el primer ministro,Binali Yildirim, calificó como un “intento ilegal“.

“El poder en el país ha sido tomado en su totalidad”, señalaron en el comunicado leído en la cadena NTV. La página web del ejército estaba caída.

El primer ministro relativizó el hecho y dijo que sólo se trata de “una facción en ciudades concentradas” que “intentan hacer un levantamiento que lo pagarán con todo el peso de la ley”.

“El general Hulusi Akar, jefe del estado mayor del ejército, es rehén de los militares golpistas que intentan un levantamiento”, indicó a su vez la agencia progubernamental Anatolia.

Los dos puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul fueron cerrados, en tanto aviones militares sobrevolaban Ankara a baja altura.

El primer ministro Yildirim habló por la televisión nacional mediante la aplicación FaceTime. Aunque no quiso revelar dónde está, dijo que se encuentra a salvo y llamó a la población a resistir el intento de golpe de Estado.

La televisión mostró imágenes de tanques fuera del aeropuerto internacional Ataturk de Estambul.

En un comunicado, leído por la televisión turca TRT, el ejército asegura que el país será gobernado por llamado “Consejo de Paz en Casa” para darle “a todos los ciudadanos todos los derechos y restablecer el orden constitucional”.

Los medios turcos hacían referencia a “un intento de golpe de Estado” y la cadena CNN-Türk informó de una movilización “extraordinaria” delante de la sede del estado mayor del ejército.