Image default

Escándalo: filtran audio surrealista de la ministra Carolina Stanley dándole ordenes a su gente

El ministerio de Desarrollo Social de la Nación está en el ojo de la tormenta. Primero se conoció como el Subsecretario de Juventud de la Nación y el máximo representante de la Juventud PRO, “Piter” Robledo, armó su Cámpora y los exorbitantes sueldos que estos ganaban. Ahora salió a la luz un audio de WhatsApp de la ministra Carolina Stanley donde dice que “se desconecta” por el fin de semana.

Empezó a circular un audio en el que puede escucharse a Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, en donde deja algunas indicaciones a sus subalternos antes de desconectarse “por completo a las seis de la tarde” de un día viernes, para volver a la realidad el lunes siguiente, según ella misma lo expresa y que va a “rezar” por sus empleados.

En la grabación, que sería solo una de muchas, la funcionaria, a instancias de algún trabajo de difusión puesto a su consideración, tras aprobarlo, reitera con énfasis a sus empleados que traten de quitar del texto “la palabra abuelos” y utilicen la expresión “personas mayores”, pues el término abuelo la “empalaga”.

Al carácter de insensibilidad que surge de estas primeras expresiones, puede escucharse además que la vida laboral de la Ministro termina a las seis de la tarde de los viernes, momento en el que se entrega al Señor o al Arte de vivir participando de un retiro espiritual, el cual sólo podría ser interrumpido por una “emergencia brutal”. ¿Qué evento y cuál su magnitud debe ocurrir para ser considerado “brutal” por Stanley, y que la lleve a posponer sus meditaciones y hacerse cargo de sus funciones?.

Más allá de esto, desde el gobierno nacional salieron a tapar lo ocurrido y el audio no salió en casi ningún medio, pero por las dudas, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, por medio de su oficina de prensa, negó que sea la titular de la cartera.

Acá te dejamos una entrevista que la ahora ministra nacional realizó para Infobae para que puedas comparar su voz y sacar tus propias conclusiones.