Image default

En China avanzan con la construcción de parque gigante para proteger osos Pandas

Las autoridades chinas están estableciendo la infraestructura institucional y preparando un parque nacional para los pandas gigantes con el fin de proteger mejor a la especie en peligro de extinción.

El parque cuenta con un área de 27.134 kilómetros cuadrados y cruza tres provincias: Sichuan, Gansu y Shaanxi. Cerca del 74 por ciento de su área se concentra en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

La administración provincial de silvicultura y praderas de Sichuan señaló que está llevando a cabo estudios y proyectos de zonificación para demarcar la frontera del parque. Aproximadamente 1.200 pandas gigantes salvajes viven en la actualidad en el área del parque en Sichuan.

La Administración del Parque Nacional del Panda Gigante se estableció en Sichuan en octubre del año pasado y se abrieron sucursales a nivel municipal.

China tiene como objetivo establecer un lote de parques nacionales y formar un sistema de gestión unificado para 2020, con el fin de conectar hábitats fragmentados y mejorar la gestión y conservación de la fauna.

Están en marcha proyectos pilotos para 10 parques nacionales, incluido el del panda gigante. Los parques nacionales previstos cubren 220.000 kilómetros cuadrados.

Los trabajos preparativos para el Parque Nacional del Panda Gigante marchan sin problemas, destacó Bao Jianhua, subdirector de la administración provincial de silvicultura y praderas de Sichuan.

Sichuan ya tiene 46 reservas naturales de varios tamaños dedicadas a los pandas gigantes y el establecimiento del parque nacional conectará estos hábitats y preservará su originalidad y totalidad, afirmó Bao.

“El parque nos ayudará a llevar a cabo trabajos sistemáticos de conservación y reparación de áreas dañadas. También nos ayudará a hacer frente a los desafíos en la reproducción de pandas salvajes”, añadió.

Las fábricas y otras infraestructuras que no cumplan con los objetivos de conservación se eliminarán gradualmente del parque, precisó Bao.

El estudio científico debe desempeñar un papel principal en la construcción del parque nacional, agregó.

Los investigadores están estudiando la conservación del medio ambiente y la biodiversidad, luchando contra el cambio climático, mejorando la protección del hábitat y abordando las tensiones entre las comunidades humanas y los pandas salvajes y otros animales, reveló Bao.

También están intensificando la investigación sobre una base de datos genética y pedigrí de la especie en peligro de extinción.

En algunos distritos, los residentes han sido reubicados para devolver sus hábitats a los pandas. La gente local ha recibido capacitación y trabajo como guardabosques y patrulleros bajo la administración del parque.

Se espera que se desarrollen proyectos de ecoturismo para ayudar a beneficiar a los pobladores en el área del parque.

El número de pandas cautivos a nivel mundial era de 548 en noviembre pasado. Menos de 2.000 pandas viven en la naturaleza, principalmente en las provincias de Sichuan y Shaanxi.