Image default

El partido Laborista insiste en la dimisión de Boris Johnson

Continúa la búsqueda de culpables en Downing Street, y varios dedos parecen señalar a Boris Johnson.

Tras el escándalo de las fiestas celebradas en edificios gubernamentales durante el cierre de COVID-19, el líder del Partido Laborista del Reino Unido, Keir Starmer, ha renovado sus llamamientos para que el primer ministro Boris Johnson dimita, insistiendo que sus acciones han socavado la confianza del país en el Gobierno.

“Hemos llegado a una situación en la que tenemos un primer ministro que ha perdido la autoridad moral para liderar. Y justo cuando se necesita, porque no hemos salido de la pandemia, un gobierno que tenga esa autoridad moral para liderar, la hemos perdido con este primer ministro”.

Starmer también consideró que había una relación entre el comportamiento de Johnson y el gobierno y un posible aumento de los casos de salud mental en el Reino Unido.

Fiesta de disculpas

La oficina de Johnson se disculpó el viernes con la familia real por la celebración de fiestas para el personal en Downing Street en la víspera del funeral del príncipe Felipe el año pasado, la última de un catálogo de supuestas reuniones que rompen el bloqueo y que amenazan con derribar al primer ministro británico.about:blank

Aunque se dice que el primer ministro no asistió a muchas de las veladas, la oficina de Johnson no ha desmentido ninguna de las supuestas fiestas hasta ahora.

Pero a principios de esta semana, Johnson se disculpó por acudir a una fiesta en el jardín de Downing Street en mayo de 2020, cuando el Reino Unido estaba bajo un estricto bloqueo y la gente tenía prohibido por ley reunirse con más de una persona fuera de sus hogares.

Millones de personas quedaron aisladas de sus familiares y amigos, e incluso se les prohibió visitar a sus parientes moribundos en los hospitales.

Por Amaranta Zermeno Jimenez -Euronews