Image default

El Movimiento Evita prepara candidatos propios a la espera de una PASO en el Frente de Todos

El espacio cuestionado por la Vicepresidenta cuenta con concejales y legisladores que buscarán armar una línea propia junto a otros movimientos sociales para pelearle las candidaturas al kirchnerismo. La experiencia 2021 y el acuerdo con La Cámpora en un distrito del conurbano.

Lanús, San Martín, Vicente López, La Matanza, Moreno, Navarro y Lobos, son algunos de los municipios de la provincia de Buenos Aires donde el Movimiento Evita tiene presencia terrritorial y política. Esta última cualidad le da aire para armar una estructura partidaria que le permita, en las elecciones del año que viene, disputar unas PASO dentro del peronismo, ya que pese a las críticas que recibió en los últimos días de parte de la vicepresidenta Cristina Kirchner, la organización que conduce Emilio Pérsico no romperá. El respaldo que hizo público Alberto Fernández a las organizaciones sociales hoy posiciona al Evita enfilado tras los pasos del Presidente.

Hay algunas particularidades. El Movimiento Evita gobierna un municipio de peso en la Primera sección electoral como lo es Moreno. Allí, la intendenta es Mariel Fernández, que tiene un doble comando. Además de ser intendenta del distrito también es la vicepresidenta del Partido Justicialista bonaerense que preside Máximo Kirchner. Fernández asoma blindada a una construcción del kirchnerismo duro, como puede ser La Cámpora, dentro de su distrito. La intendenta mantiene buena relación con Kirchner, pese a que el Evita y La Cámpora tengan cruces a cielo abierto como el que avivó esta semana por ejemplo Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario general de La Cámpora, que acusó al Evita se ser cómplice de un ajuste que ejecutó el ministro de Economía, Martín Guzmán, por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

En Moreno, Fernández también acordó con el ex diputado nacional y secretario general de la Federación Argentina de Trabajadores de la Industria del Cuero y Afines (FATICA), Walter Correa, una lista de unidad en el PJ local. Sin embargo, Máximo Kirchner lo tiene como uno de los referentes de la pata sindical en el espectro del peronismo K.La intendenta de Moreno, Mariel Fernández, con Máximo KirchnerLa intendenta de Moreno, Mariel Fernández, con Máximo Kirchner

Los dardos políticos por ahora parecen esquivar el municipio de Moreno y también el de San Martín. Es que allí, el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, (que es el intendente en uso de licencia) también mantiene acuerdos y buena sintonía con otros dirigentes que integran el Frente de Todos en medio de la interna de la coalición de gobierno. La Cámpora tiene de referente al concejal Lauro Grande y el Evita al diputado nacional Leonardo Grosso, además de la concejal Carolina Pedelacq.

La intención del Evita es que junto a otras organizaciones sociales, como Somos Barrio de Pie, traccionar la conformación de un frente político para presentar listas propiasSostienen que así lo dispuso el presidente Alberto Fernández. La famosa gran PASO.

Cómo dio cuenta Infobae, en La Matanza trabajan por la precandidatura a intendenta de Patricia Cubría. Se trata de una diputada provincial quien además es la esposa de Pérsico. En el distrito que gobierna Fernando Espinoza le restan importancia, pero monitorean el despliegue. En el medio aparece el pedido de los intendentes del justicialismo para que sean ellos quienes manejen el control y auditoría de los planes sociales. Es un capítulo aparte, pero anexado a la discusión que se abrió tras el discurso incendiario de la Vicepresidenta en el plenario de la CTA en Avellaneda, el último 20 de junio.Los afiches de Patricia Cubría en La MatanzaLos afiches de Patricia Cubría en La Matanza

En donde sí asoma un escenario de disputa “mano a mano” hacia las Primarias es en los distritos donde el peronismo no gobierna. Ocurrió en las elecciones legislativas 2021 y podría repetirse el año que viene. En Lanús, por ejemplo, busca ungirse con una candidatura por los Movimientos Sociales Agustín Balladares. Se trata del director en la Jefatura de Gabinete, concejal de Lanús y vicepresidente del PJ de aquel distrito gobernado por Néstor Grindetti (Juntos). También juega fuerte Julián Álvarez, el secretario de Justicia de la Nación durante la última presidencia de Cristina Kirchner y actual titular del PJ local. Su asunción contó con el acompañamiento de Máximo Kirchner. Fue cuando el líder de La Cámpora lanzó: “Escuché a Guzman decir que no tiene apoyo político, pero tiene el apoyo del FMI, del Presidente, de las centrales obreras y de Clarín. ¿Qué más apoyo quiere?”.

El Evita también tiene trabajo territorial en Vicente López. El concejal Joaquín Noya es el presidente del bloque del Frente de Todos en el municipio donde también gobierna el PRO. En las últimas horas, Noya cuestionó a los intendentes -oficialistas y opositores- por el pedido que hicieron para que los planes sociales pasen a la órbita de los gobiernos locales.

Una situación similar, donde el peronismo no gobierna y el Evita tiene presencia política, es en el municipio de Lobos con la concejal Milagros Moya, que es también la vicepresidenta del Concejo Deliberante y desde que el peronismo perdió el municipio en 2015 no logró volver a imponerse.

Las derrotas del peronismo en algunos municipios habilitan la posibilidad de internas y más aún cuando en el frente de gobierno se vive una interna sin pausa y con fecha de resolución ya fijada: en principio el armado de listas para las elecciones 2023.

Por Facundo Cottet – Infobae