Image default

El macrismo transforma al Astillero Río Santiago en un distribuidor de energía eólica

La empresa estatal de construcción y reparación de embarcaciones, acordó la instalación de torres de energía eólica. El “Plan de Torres Eólicas” de Gaspari, para la implementación de energía eólica en el ARS, en la vera del Río de La Plata, comprende a una superficie cubierta de 5.400 metros cuadrados y con un gasto de 10 millones de dólares para el acondicionamiento del edificio y la adquisición de las maquinarias para la fabricación de torres eólicas.

Ante los problemas de generación y distribución de energía que hay en todo el país, desde el Gobierno nacional planean distintas alternativas para palear esta situación. Se conoció que el Astillero Río Santiago será uno de los puntos que Cambiemos busca transformar. Fuentes de la empresa estatal de construcción y reparación de embarcaciones, manifestaron a este medio que el titular del ente, Ernesto Gaspari, acordó la instalación de torres de energía eólica.

El ex CEO de la cadena Musimundo e integrante del Grupo Socma por 10 años, viajó a Italia para consolidar inversiones en materia marítima y trajo de regreso un proyecto para la distribución de energías renovables.

Gaspari, designado como titular del ARS por pedido de Macri, se encuentra en el ojo de la tormenta por la transformación propuesta en el ente. Desde la misma empresa, manifestaron a La Tecla que: “la razón social del Astillero es hacer barcos, no distribuir energía”. A su vez, explicaron que “se hizo el anuncio pero no llegó nada todavía”.

El “Plan de Torres Eólicas” de Gaspari, para la implementación de energía eólica en el ARS, en la vera del Río de La Plata, comprende a una superficie cubierta de 5.400 metros cuadrados y con un gasto de 10 millones de dólares para el acondicionamiento del edificio y la adquisición de las maquinarias para la fabricación de torres eólicas.

Según detallaron desde la empresa, “se estima que podría abastecer alrededor del 8 por ciento de la demanda a nivel regional, lo que equivaldría a fabricar más de 120 torres eólicas en un plazo de tres años”.