Image default

El increíble archivo de la NBA guardado dentro de una montaña

El sitio está 15 metros hundido en una montaña de Nueva Jersey; no llega la señal de telefonía celular y hay que leer sobre holocaustos nucleares para ingresar; existe una copia en otro lugar.

En lo alto de una montaña. Luego de superar varias puertas y pasillos en forma de laberinto. Detrás de varios controles de seguridad. Allí se esconde uno de los tesoros más importantes de registros de la historia del deporte mundial: poco más de 15 metros debajo de la superficie de la tierraprotegido incluso de ataques nucleares, y a unos 80 kilómetros de Nueva York se encuentra el archivo de la NBA. Imágenes de jugadas, videos de partidos importantes y recuerdos de momentos clásicos a lo largo de los 75 años de la liga de básquetbol más importante del mundo están resguardados en un espacio hermético. Y The Wall Street Journal (TWSJ) contó su historia.

Registros de Bill Russell, Wilt Chamberlain y Kareem Abdul-Jabbar, y de jugadores actuales, como LeBron James, Stephen Curry y Giannis Antetokounmpo, comparten un lugar. Este sitio está escondido en la esquina de una bóveda subterránea construida en los años sesentas por AT&T. Ahora es operado por la empresa de protección de datos y recuperación de desastres Vital Records Inc. (VRI), que almacena millones de cartuchos de cinta en un entorno muy controlado y monitoreado intensamente.

¿El depósito de información de la CIA? ¿Las reservas de un banco central? No: el archivo de la NBA, enterrado en una montaña con minuciosas medidas de seguridad.
¿El depósito de información de la CIA? ¿Las reservas de un banco central? No: el archivo de la NBA, enterrado en una montaña con minuciosas medidas de seguridad.The Wall Street Jornal

El archivo está ubicado en Secaucus, Nueva Jersey, y su capacidad de memoria asciende a casi 39.000.000 de gigabytes de datos (37 petabytes), casi el doble del tamaño de la colección digital de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Y la magnitud crece cada día que pasa. El tesoro de datos de la NBA aumenta varios gigabytes cada temporada, y más en la actualidad, cuando cada partido es grabado en alta definición con 12 planos de cámara.

Ron Riemann, presidente de VRI, dijo a The Wall Street Journal que el de su empresa “es un negocio aburrido”. Además de los archivos de NBA hay allí “hojas de cálculo, información legal e investigación de productos farmacéuticos”. Pero ese santuario del básquetbol posee videos e información de la fundación de la liga, sucedida en 1946. Y todo lo que hay allí es tan voluminoso, y las necesidades de la liga son tan particulares, que la NBA construyó su propio sistema de administración. “Tenemos al alcance de la mano todos los momentos increíbles que existen”, indicó Paul Hirschheimer, vicepresidente senior de producción de contenido de la liga, al diario estadounidense.

Kareem Abdul-Jabbar, el máximo goleador de los 75 años de NBA, en acción en el clásico Los Angeles Lakers vs. Boston Celtics; imágenes como ésta están conservadas 15 metros bajo tierra en Nueva Jersey.
Kareem Abdul-Jabbar, el máximo goleador de los 75 años de NBA, en acción en el clásico Los Angeles Lakers vs. Boston Celtics; imágenes como ésta están conservadas 15 metros bajo tierra en Nueva Jersey.

Toda acción que involucra a cualquier equipo de casi cualquier partido ahora es codificada automáticamente con estadísticas indexadas, jugada por jugada. “Con uno o dos clics estás literalmente mirando el video”, expresó Chris Halton, vicepresidente senior de tecnología y operaciones de medios de la NBA. Esto fue particularmente útil cuando la liga extrajo sus archivos para conmemorar su 75º aniversario esta temporada.

En Seacaucus está también el centro de revisión de jugadas en directo, el “VAR” de la NBA. Pero lo que impresiona es el gigantesco archivo. “Por si acaso, tenemos una copia de seguridad”, advirtió Halton. En efecto, el material de la liga es tan valioso que todo está replicado, pero en otro lugar, que por cierto ha sido visitado por muy pocos ejecutivos de la liga. El segundo búnker tiene 11.600 metros cuadrados cubiertos en dos pisos subterráneos y está aproximadamente a una hora del archivo principal, “escondido en la parte superior de una ruta aislada que pasa por el costado de una montaña y que en una mañana reciente estaba envuelta por niebla”, explicó TWSJ. El anonimato es parte de la seguridad. “La gente no tendría idea de que esto está ubicado aquí”, comentó Brian Cassidy, ejecutivo de cuentas de VRI.

Las medidas de seguridad son extremas y The Wall Street Journal lo comprobó. En el archivo no hay recepción de señal de telefonía celular se hace una lectura ligera sobre holocaustos nucleares.

El archivo existe desde 2006 y no tiene identificados por nombre los videos, sino por códigos; nadie que no tenga la contraseña puede saber a qué corresponde cada uno.
El archivo existe desde 2006 y no tiene identificados por nombre los videos, sino por códigos; nadie que no tenga la contraseña puede saber a qué corresponde cada uno.The Wall Street Jornal

Cuando los avances tecnológicos hicieron obsoletos los planes de contingencia de AT&T, VRI se dio cuenta de que el edificio aún sería útil para otros fines. Después de que la compañía comprara el sitio en 1995, la NBA trasladó silenciosamente sus cintas allí en 2006. Este búnker imposible de hackear puede soportar terremotos y los efectos de pulsos electromagnéticos.

No hay logotipos ni etiquetas que indiquen que sus casilleros contienen lo que podría ser el último video sobreviviente de Michael Jordan jugando al básquetbol, por ejemplo. Los cartuchos de cinta sin marcadores de identificación están cuidadosamente apilados en docenas de estantes y organizados por una mezcla de dígitos y códigos de barras. Incluso la lista corta de contactos de VRI autorizados para acceder a la colección se refiere a la NBA sólo por el número de cuenta formal del cliente.