Chubut Para Todos

El Hospital Zonal de Trelew implementa cambios para mejorar la atención de la Guardia Pediátrica

Comenzaron este viernes con el objetivo de reducir los tiempos de espera y evaluar en un tiempo adecuado a cada paciente según la gravedad de su condición.

Con el objetivo de mejorar la calidad de atención y reducir los tiempos de espera, el Gobierno del Chubut, que conduce Ignacio “Nacho” Torres, comenzó a implementar desde este viernes 14 de junio importantes cambios en la atención de la Guardia Pediátrica del Hospital Zonal. “Dr. Adolfo Margara” de Trelew, que se trasladó del subsuelo al primer piso del edificio ubicado en la calle 28 de Julio N° 434.

“Vamos a tratar de brindar una mejor atención y realmente ver en un tiempo acotado al paciente que lo amerita y el que pueda esperar será atendido en forma diferida en un centro de salud o en un consultorio”, expresó la doctora Valeria Bonamino, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital de Trelew.

La decisión de implementar estos cambios tiene que ver con que desde los primeros días de febrero, la guardia no contaba con el triage, lo cual dificultaba la evaluación inicial de los pacientes. Por lo que con la reimplementación del triage pediátrico, se espera brindar una mejor atención y evaluar en un tiempo adecuado a cada paciente según la gravedad de su condición.

Emergencias y otros casos

Bonamino también detalló que los pacientes con emergencias graves seguirán siendo atendidos en el área de shockroom, al que se ingresa por el pasaje Neuquén. “La emergencia pediátrica, que por suerte no es lo que más abunda en la consulta, incluye convulsiones, paro, pacientes inconscientes, accidentes y politraumas”, explicó.

Por otro lado, los pacientes con síntomas como fiebre, catarro, vómitos o diarrea, que no sean emergencias graves, ingresarán por la puerta principal del hospital ubicada en la calle 28 de julio y subirán al primer piso para ser evaluados por un enfermero.

Este enfermero los evaluará y clasificará según el motivo de consulta y la gravedad, utilizando el sistema de triage, para ordenar así la atención, evitar la saturación del servicio y reducir los tiempos de espera y permanencia.

Luego de la evaluación y clasificación por parte del enfermero según la gravedad, a los pacientes se les asignará un color: amarillo, verde o azul. Los amarillos serán atendidos en un máximo de 30 minutos por un pediatra. Los demás pacientes podrán esperar más tiempo, y se les hará “una reevaluación por enfermería si pasan las dos horas de espera, que eso es muy raro que ocurra acá”, aclaró la jefa del Servicio de Pediatría del Hospital de Trelew.