El hijo del actor Rodolfo Sancho confesó haber matado y desmembrado a un hombre en Tailandia

La víctima es un cirujano colombiano de 44 años y su cuerpo fue cortado en 14 partes. Habrían mantenido una relación sentimental.

Daniel Sancho Bronchalo, hijo del actor español Rodolfo Sancho, protagonista de “El ministerio del tiempo”, confesó que asesinó y desmembró a Edwin Arrieta (44), un cirujano colombiano, en una playa turística en Koh Pha Ngan, Tailandia. El detenido reconoció ser culpable pero afirmó que él era un “rehén” del hombre asesinado.

Soy culpable, pero yo era el rehén de Edwin. Era una jaula de cristal, pero era una jaula. Me hizo destruir la relación con mi novia, me ha obligado a hacer cosas que nunca hubiera hecho“, manifestó Sancho, de 29 años, en diálogo con sus abogadas de oficio tailandesas y oficiales de policía de la isla.

Caso Daniel Sancho

Según trascendió, el joven se encuentra bajo custodia policial desde el pasado viernes 4 de agosto hasta que se quebró tras ser interrogado por las autoridades locales sobre el hallazgo de restos humanos en un basurero el jueves 3. Dichos restos, como se mencionó, pertenecían a Arrieta Arteaga, con quien habría mantenido una relación sentimental.

La víctima y el sospechoso se conocían antes de venir a Tailandia, y sus dudosas actividades indican que podía asesinar a la víctima”, detalló en diálogo con AFP Panya Niratimanon, jefe de policía de Koh Pha Ngan, con respecto al caso.

En consecuencia, el Tribunal Provincial de Koh Samui aprobó una orden judicial en contra de Sancho, quien será trasladado allí desde la localidad donde se encuentra detenido para pasar a disposición judicial. El mismo está acusado de asesinato premeditado, ocultación y sustracción de partes del cuerpo para encubrir la muerte o la causa de esta. 

La orden de traslado y prisión provisional fue emitida luego de que las pruebas de ADN realizadas a los restos humanos hallados hace menos de una semana confirmaran la identidad de la víctima, según precisó a medios locales el teniente general Surapong Thanomjit.

Por su parte, Rodolfo Sancho ya se encuentra en Tailandia y, a través de Europa Press, emitió un comunicado donde pide “máximo respeto” para su hijo y toda su familia en un momento tan delicado como el que están atravesando. “Ruego a los medios de comunicación que se abstengan de emitir cualquier juicio precipitado ante los últimos acontecimientos”, expresó.

Cronología del caso

Lunes 31 de julio. Si bien el caso se hizo conocido en las últimas horas, la historia que tuvo este escalofriante final inició hace una semana, cuando Daniel Sancho llegó a un hotel ubicado en Koh Phangan, donde Arrieta Arteaga había reservado una habitación para dos personas desde esa fecha hasta el 3 de agosto, con el objetivo de disfrutar el atractivo de la Luna Llena.

Martes 1 de agosto. Agentes tailandeses explicaron que este fue el día en el que el hijo del actor español compró las herramientas que habría empleado luego para desmembrar el cuerpo del cirujano colombiano, ya que salieron a la luz videos que lo muestran en un supermercado comprando una esponja de cocina, un producto de limpieza, guantes, bolsas de basura y un cuchillo.

Miércoles 2 de agosto. Arrieta Arteaga llegó al aeropuerto de la isla tailandesa y, según se vio en imágenes difundidas por la policía de Tailandia, Sancho fue a buscarlo al lugar con una motocicleta alquilada. Luego, ambos cenaron juntos y pasearon por la playa.

Caso Daniel Sancho
Sancho junto a su abogado, Luis Gereze.

A partir de esta noche no se volvió a saber nada más sobre el ciudadano colombiano. Según precisó Sancho en diálogo con EFE, el hombre asesinado habría querido mantener relaciones sexuales, sin embargo, él se negó y, en un ataque de ira, le habría pegado un fuerte golpe al cirujano, quien se golpeó la cabeza contra la bañera y cayó inconsciente. 

A continuación, el hijo del actor español habría descuartizado el cuerpo de Arrieta Arteaga en 14 partes que distribuyó en diferentes bolsas de basura para deshacerse de ellas en varias partes de la ciudad.

Jueves 3 de agosto. Sancho abandonó el hotel y luego acudió a la fiesta de la Luna Llena, a la cual fue acompañado de una mujer que conoció unos días antes. Durante esa noche fue que un grupo de trabajadores descubrió las bolsas con los restos humanos, dándole aviso a la policía.

En paralelo, el joven se acercó a una comisaría a denunciar la desaparición del cirujano, asegurando que no sabía nada de él desde el miércoles.

Viernes 4 de agosto. Las autoridades tailandesas interrogaron a Sancho, quien en principio negó estar involucrado en el hecho.

Sábado 5 de agosto. La noticia llegó a España y produjo un enorme revuelo. El hijo del actor fue arrestado por la policía de Tailandia y la familia del cirujano colombiano anunció que no haría declaraciones al respecto.

Domingo 6 de agosto. Sancho rompió el silencio y confesó el crimen, argumentando que se sentía “rehén” de Arrieta Arteaga. “Él estaba obsesionado conmigo. Me engañó, me hizo creer que lo que quería era hacer negocios conmigo, meter dinero en la empresa de la que soy socio. Pero era todo mentira. Lo único que quería era a mí”, señaló.

Acto seguido, el Tribuanal Provincial de Koh Samui aprobó la petición de las autoridades tailandesas para arrestar al joven tras el hallazgo de los restos humanos y la implementación de las correspondientes pruebas de ADN.