Image default

El hermano del macrista Pablo Tonelli cobra más de un millón por mes en Yacyretá

Alejandro es socio principal del estudio Tonelli que asesora a las empresas de la familia Macri en la causa Correo. Fue despedido y reincorporado por la Justicia.

Alejandro Tonelli logró ser reincorporado al Ente Binacional Yacyretá y volverá a cobrar un sueldo de más de un millón de pesos libres de impuestos sin desarrollar ninguna tarea.

Alejandro es hermano del diputado Pablo Tonelli y socio principal del estudio Tonelli que asesora a las empresas del grupo Macri en varias causas, entre ellas la del Correo.

Llegó a Yacyretá como asesor jurídico durante el macrismo y con el cambio de gobierno fue despedido tras la asunción del radical Ignacio Barros Arrechea.

Tonelli, cuyo hermano es miembro del Consejo de la Magistratura, tiene aceitados vínculos judiciales. Se presentó como damnificado y logró que la justicia ordenara su reincorporación en tiempo récord. La justificación es que había sido despedido durante la pandemia, cuando estaban prohibidas las cesantías en el Estado. Sin embargo Yacyretá es un ente autárquico y esa ley no aplicaría al reclamo de Tonelli.

Alejandro logró ser readmitido en la empresa y cobrar tres años de sueldos “atrasados”. Lo más curioso es que, como fue desplazado y el Gobierno nombró a otro asesor jurídico, cobra pero no realiza ninguna tarea. Incluso, a su regreso lo esperó un ascenso y se desempeña como “personal superior”, lo que incrementó sus ingresos.

Su gran benefactora habría sido Victoria Castro, secretaria del Comité Ejecutivo, que llegó meses atrás con el recambio de autoridades. Consiguió que, a pesar de no tener tareas asignadas, Tonelli fuera recompensado.

En Yacyretá los funcionarios perciben anualmente 15 sueldos libres de impuestos, por lo que a su regreso Tonelli embolsó una importante suma que además le asegura un retiro confortable.

El funcionario ya está en edad de jubilarse: el cálculo de sus haberes se hará en base a los cuatro años de funcionario en Yacyretá bajo el gobierno de Macri y al menos los tres que cobró durante la actual gestión.

Lo usual es que un año antes de que cumplan los 65 años, Yacyretá notifique a los empleados para que empiecen los trámites jubilatorios. A pesar de que Tonelli ya tiene más de 65 nunca recibió la notificación y con cada mes que transcurre se acredita un nuevo sueldo en su cuenta. Pero además tendrá un año más de gracia en cuando se le solicite el retiro.

Yacyretá es un ente binacional coadministrado entre la Argentina y Paraguay. Tiene un director nombrado por cada país, un consejo administrativo compuesto por cuatro miembros argentinos y otros tantos de Paraguay y varios departamentos.

El Consejo Administrativo es quien se encarga de refrendar las acciones del Directorio y para eso necesita contar con el voto de al menos tres de los miembros de cada país. Como la Argentina solamente nombró a uno de los miembros las acciones del directorio nunca quedaron firmes.

Barros Arrechea estuvo más de dos años a cargo de la empresa que genera el 24% de la energía que se consume en la Argentina. Sin embargo, dejó varios casilleros sin llenar tanto en el Consejo como en el Directorio. Algunos se sorprendieron porque cuando asumió llegó acompañado por funcionarios vinculados a Enrique Nosiglia.

Su reemplazante, Fernandoo De Vido, tampoco avanzó sobre las poltronas vacías. Esa desidia puede volverse un problema si hay un cambio de gobierno en 2023: nada de lo que hizo el directorio puede estar ratificado sin un consejo conformado. Eso incluye las licitaciones para Añá Cuá, la nueva represa que podría aumentar el 10% el rendimiento de Yacyretá.

La crisis no termina allí: desde hace meses los empleados de planta esperan que los directores salden una histórica deuda pendiente. Reclaman por un convenio colectivo que debió ser firmado hace tiempo. Además protestan porque les actualizan sus haberes con cuatro meses de retraso.

En ese contexto, en los pasillos del ente binacional se habla de un acuerdo no escrito entre los actuales funcionarios y el macrismo en el caso de que vuelva a cambiar el gobierno en 2023.

Fuente: LPO