Image default

El guardaespaldas de Wanda Nara: “Estoy entrenado para soportar guerras”

Agustín Longueira contó que la empresaria mediática es “sencilla” y que no se despega de ella ni cuando va al baño. Mirá el video.

Agustín Longueira, el custodio de Wanda Nara que ya se transformó en un personaje mediático, contó que para proteger a la empresaria está autorizado para reducir a cualquiera que se acerque a ella.

En una entrevista, Longueira contó cómo es el día a día de la protección que ejerce en la Argentina sobre Wanda y despejó los rumores de romance con la esposa de Mauri Icardi.

Qué dijo el guardaespaldas de Wanda Nara sobre la protección a la mediática

Cuando le preguntaron a Longueira sobre cómo es la dinámica de su trabajo diario junto a la empresaria, dijo que siempre tiene que estar atento a lo que le pasa a su clienta.

“En caso de que haya un desborde, ¿qué hacés?”, quiso saber una de las angelitas. “Trato de reducirlo y lo saco. Intento hacerlo rápido”, comentó. Igualmente, explicó que a Wanda “no se le tiran tanto los hombres”.

Longueira detalló que fue granadero durante 8 años, un servicio que le brindó un entrenamiento fuerte. “Cuando terminé el secundario, quería ser alguien y entonces investigué y me metí”, comentó.

Luego, amplió cómo fue su experiencia, que lo llevó a tener este presente. “Es dura la instrucción porque te enseñan a sobrevivir. Te entrenan para la guerra. Para pasar hambre. Para aguantar todo. Una vez, estuve cuatro días con suero con principios de desnutrición”, remarcó.

También sostuvo que Wanda “es sencilla” y que si entra a un boliche, siempre tiene que estar cerca de ella. “Si entra al baño, me quedo esperando en la puerta”, agregó.

Quién es Agustín Longueira, el guardaespaldas de Wanda Nara

El encargado de cuidar de Wanda Nara durante su estadía en la Argentina tiene 32 años, es de San Pedro, vive en Rosario y se hace llamar Rulo en las redes sociales y por sus amigos.

Entre sus trabajos más destacados no solo se encuentra el de velar por la seguridad de la mediática. Formó parte del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín y custodió la Casa Rosada.

El custodio explicó que luego de 8 años que se dedicó a ser granadero, empezó a trabajar en la actividad privada de custodia. El trabajo más importante que tuvo, antes del de Wanda, tuvo que ver con ser guardaespaldas de Cristina Kirchner.

“Trabajé con ella cuando fue presidenta. Lo puedo decir porque fue público, sino no podría. Es una mujer educada y seria”, graficó.