Image default

El FMI responsabilizó a las Lebacs de Sturzenegger por crear las condiciones para la crisis de 2018

Para el Fondo, la política de altas tasas de corto plazo de las Lebacs crearon las condiciones para una crisis de “sudden stop” como la del 2018.

Sin dar nombres propios, pero con una presencia que atraviesa toda la Evaluación Ex Post (EPE) del FMI, el organismo apuntó a la política de “carry trade” de corto plazo con las Lebacs del ex titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, como uno de los ingredientes que crearon las condiciones para la crisis de 2018 que llevó al gobierno de Macri a pedir el crédito más grande de la historia del organismo.

“El Gobierno electo a fines de 2015 rápidamente abrió la cuenta capital y tomó deuda en el exterior mientras adoptaba un enfoque gradual para enfrentar los desequilibrios económicos, en particular el déficit fiscal, creando el escenario para un ‘sudden stop’ y el pedido del Acuerdo Stand By”, diagnosticó la evaluación.

A tal punto el endeudamiento en Lebacs hasta el 10% del PBI resultó un condicionante de la crisis que el FMI le dedicó un cuadro aparte al tema del carry trade impulsado por el entonces presidente del Banco Central. Para el Fondo, esta política fue “el punto de ignición” o “flash point” que desencadenó la reversión repentina de flujos de capital, lo que en economía se denomina “sudden stop” y, por ende, hizo que el país fuera al Fondo Monetario.

Cabe recordar que el mismo Alfonso Prat Gay tomó distancia de la decisión de Federico Sturzenegger de permitir el ingreso de capitales extranjeros de corto plazo a posicionarse en Lebacs; en su opinión el límite de los 180 días de permanencia para los capitales financieros extranjeros heredado de Lavagna no debía removerse.

Respecto de la política de esterilización monetaria mediante Lebacs con acceso a inversores no institucionales y extranjeros, el Fondo señaló que es una práctica “inusual”, pero que tal obedeciera al pequeño tamaño del mercado y agregó que las Lebacs atraían a los ahorristas locales más que las Letras del Tesoro al tiempo que eran atractivas para los inversores extranjeros por los relativamente atos rendimiento de corto plazo. “La recurrente renovación mensual de las Lebacs por ende creó el potencial para volatilidad significatova tanto en el tipo de cambio como en la tasa de interés, en particular cerca de la fecha del vencimiento de las Lebacs. La inestabilidad de la tasa de interés, a su vez, amenazaba la habilidad del Banco Central para fijar tasas de cambio de manera predecible y consistente con las metas de inflación. Dada la inherente volatilidad de los flujos de capitales, las Lebacs se convirtieron por ende en un potencial punto gatillo para ‘sudden stops’”.

Vulnerabilidades generadas a partir de las Lebacs

Sin embargo, la EPE reconoció que en un comienzo el riesgo que implicaban las Lebacs no fue bien comprendido por el FMI. Si bien para los evaluadores el crédito era riesgoso por otros factores que fueron identificados correctamente desde un primer momento (como las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda y el clima política, “Las vulnerabilidades generadas por los pasivos del Banco Central (Lebacs) no fueron bien comprendidos al momento de la solicitud del programa”.

“Más adelante, emergería que los arreglos colateralizados hechos por el gobierno en 2016 u 2017 (los denominados “repos”) no solo debían ser renovados a tasa más altas en 2018 y 2019, sino que también estaban sujetos a depositar más garantías y cláusulas de rescisión, lo que drenó las reservas y minó incluso más la confianza en el pico de la crisis”.

La incomprensión del rol de los 10 puntos del PBI de deuda cuasifiscal es uno de los puntos que podría haber llevado a calificar la deuda como “sostenible aunque con poca probabilidad” en lugar de directamente “insostenible”, lo que habría hecho que el FMI no pudiera prestarle dinero a la Argentina de acuerdo a sus propios estatutos.

No obstante, para el diputado Hernán Laspina, hay otros puntos mencionados en la EPE que apuntan a que el FMI en ningún momento reconoce que haya incumplido sus estatutos ni apoyado políticamente a Macri.

Por el contrario, el Fondo le impuso al ex equipo económico un régimen monetario y cambiario con las bandas de flotación que afectó las posibilidades electorales de Macri y que el presidente, de todas formas respetó: “El reporte reconoce que el régimen monetario-cambiario que le impuso al gobierno no funcionó: “El dólar se ha convertido de facto en la unidad de cuenta de gran parte de la economía y sirve como un ancla nominal para las expectativas de inflación”, dijo en un extenso hilo de tweets.

Y solo después de ampliar las bandas se logró la estabilización, pero ya era tarde en términos del calendario electoral. “A mi juicio, este error de diseño del programa -que el reporte reconoce- le costaría la elección al Presidente Macri”, concluyó Laspina.

Nota relacionadas:

El FMI admitió que parte del préstamo a Macri se fugó y que el programa fracasó en sus objetivos