Image default

Eduardo Eurnekian le advirtió a Alberto Fernández que no se financie con China

El empresario dijo que una alianza con el país asiático sería “un grave error” y advirtió que lo mejor sería buscar respaldo en los Estados Unidos.

El principal accionista de Corporación América y el mayor concesionario de aeropuertos del país, Eduardo Eurnekian, le advirtió hoy al candidato presidencial Alberto Fernández que no recurra a China para el apoyo financiero. En cambio, le aconsejó “quedarse” con Estados Unidos.

En una entrevista con la agencia Bloomberg, el empresario de 86 años dijo que “darle la espalda a Estados Unidos y buscar una alianza con China para conseguir fondos sería un gran error”.

Además, resaltó que el próximo Presidente debería entender que “no hay otro camino hacia el crecimiento” que basarse en el liberalismo al estilo estadounidense, basado en “principios que generan progreso y prosperidad”. Y remató: “Buscar una alianza con China solo significaría más pobreza”.

“Si queremos prosperidad, tenemos que seguir atando lazos con nuestro mayor socio comercial, Brasil, que ya decidió aliarse a los Estados Unidos”, dijo el empresario. “Si el país comete un nuevo error geopolítico como los que cometió en los últimos 80 años y elige una vez más erróneamente a su aliado político, la Argentina estará condenada al fracaso”, resaltó.

De acuerdo con el artículo, los comentarios de Eurnekian son una respuesta a la especulación de que Fernández podría recurrir a China para financiarse y prevenir un default. ” Guillermo Nielsen, un economista vinculado a la alianza del candidato, habló de China como un ‘salvavidas financiero’ aunque un representante de la campaña dijo que el político por ahora no hará comentarios sobre la influencia y el dinero chino en la Argentina”, se lee en el texto.

La Argentina recurrió a China tanto en el gobierno kirchnerista como en el de Cambiemos. El país asiático es el segundo socio comercial del país, pero además tiene una gran influencia en la región, con préstamos e inversiones directas en países como Venezuela y Brasil.

Durante el kirchnerismo, el Banco Central argentino hizo un ” swap” de moneda con China, que luego se extendió durante la presidencia de Mauricio Macri. Es una herramienta para que dos países intercambien divisas en ciertas fechas. De ese modo, este mecanismo hizo crecer las reservas de la entidad monetaria local.