Image default

Dólar: el Banco Central vendió u$s367 millones pero igual superó los $60

La divisa estadounidense se mantiene en alza y finalizó el día con una suba de dos pesos.

En medio de la incertidumbre política y financiera que atraviesa el país, el dólar se disparó $1,51 o 2,6% a $60,17 en bancos y agencias de la city porteña. En tanto, el Banco Central intervino desde temprano con ventas de reservas por u$s367 millones en siete licitaciones y lanzó una nueva medida que empuja a exportadores a vender divisas.
En el Banco Nación, en tanto, la divisa cerró a $60 para la venta (en el canal electrónico se consiguió a $59,95).
El alza del minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda estadounidense trepó 3,2% o $1,80 a $58,10 luego de tocar máximos en $58,80, en una jornada con alta volatilidad.El BCRA desplegó una fuerte estrategia para contener el alza de la divisa que fue altamente demandada en una rueda con escasez de oferta. Para eso llevó a cabo siete licitaciones de venta de dólares proveniente de sus reservas.

En la primera subasta la autoridad monetaria adjudicó u$s50 millones; en la segunda u$s65 millones, en la tercera u$s55 millones; en la cuarta u$s21 millones; en la quinta u$s71 millones; en la sexta u$s91 millones y en la séptima, ya sobre el cierre, u$s14 millones.

“En este delicado escenario, donde la demanda por cobertura sigue muy firme, se acentúa el monitoreo sobre la marcha de las reservas netas, ya que resulta crucial frenar su deterioro a fin de evitar un recrudecimiento de las turbulencias financieras”, destacó el economista Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

En tanto, el dólar continúa operando dentro la banda virtual que estableció el flamante ministro de Hacienda Hernán Lacunza en su primera conferencia como responsable de la economía argentina.

Lacunza dejó una definición clave de cara a los inversores al afirmar que el Banco Central tendrá como objetivo sostener el tipo de cambio en una banda virtual de $57 a $62.

Esa banda de flotación que se fijó el nuevo equipo económico surge de la propia definición de Lacunza quien sostuvo que “el Banco Central usará todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios en el que se movió la semana pasada”. Y agregó que buscará evitar “una excesiva volatilidad que genere incertidumbre sobre los inversores y los ahorristas”.

Cabe destacar que el Banco Central limitó este miércoles el financiamiento en pesos a grandes exportadores, con el fin de dar liquidez al mercado en medio de una crisis disparada por la incertidumbre política y económica que ha derrumbado el valor del peso local.

La entidad monetaria dijo el miércoles en un comunicado que las financiaciones alcanzadas serán aquellas que hayan implicado desembolsos de fondos, así como el importe no utilizado del límite de crédito asignado para adelantos en cuenta corriente.

Operadores explicaron que las empresas, al no poder financiarse en moneda local, están obligadas a desprenderse de divisas.

Asimismo, desde Delphos Investment remarcaron que “la probabilidad de default se disparó luego de las PASO (elecciones primarias). La duda del mercado sería el tipo de reestructuración que podría tener lugar”, señalaron

En ese sentido, afirmaron que “a priori, consideramos tres procesos eventuales probables: un ‘reperfilamiento’ bajo el ala del FMI, una reestructuración, amigable o no ‘priceada’. Los puntos fundamentales de una eventual reestructuración para un inversor serían la duración de dicho proceso y el alivio financiero necesario para que el pago de la deuda sea viable”.