Image default

Di Lello investiga a Posse por el fraude en el Plan Federal de Viviendas

Jorge Di Lello, fiscal federal, visitó el barrio Martín y Omar para investigar un presunto desvío de fondos públicos durante el anterior gobierno. Los dineros pertenecerían al Plan Federal de Viviendas e involucra directamente al intendente de San Isidro, Gustavo Posee.

El fiscal federal Jorge Di Lello visitó la inconclusa urbanización del la villa Martín y Omar, ubicada en el bajo de San Isidro, para relevar las obras y avanzar en la causa en la que se investiga el “extravío” de 207 hogares. Es que, a través del Plan Federal de Viviendas, el Gobierno que dirige el jefe comunal Gustavo Posse recibió el financiamiento para construir 250 casas para estos barrios, aunque, tal como consta en la denuncia, sólo se construyeron 43, es decir, el 16,8 por ciento del proyecto.

Al respecto, Di Lello le explicó a bairesparatodos.com.ar que “la causa está peritándose económicamente”. “Hicimos una inspección ocular a fin de determinar en el territorio los faltantes que hubiera. Después de eso esperamos tomar algunas testimoniales y estaremos en condiciones de hacer los pedidos correspondientes”, agregó el fiscal federal.

Asimismo, y al ser consultado acerca de si llamará a indagatoria a Posse y funcionarios municipales, el letrado afirmó que “si corresponde se los llamará”, ya que, explicó, “en toda causa penal, previo a un procesamiento si es que hay un presunto delito, corresponde oír siempre a lo imputados en indagatoria”.

Es que a San Isidro, en el marco del Subprograma de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios pertenenciente al Plan Federal de Viviendas, llegaron unos 400 millones de pesos provenientes del Estado Nacional, pero las obras nunca se terminaron.

Luego de su recorrida por los barrios, Di Lello adelantó que “es probable que llamemos a varios vecinos de testigos para que expliquen el plan original y que problemas tuvieron”.

La presentación del fiscal, formulada ante el Juzgado Federal N°2 de la Capital Federal, es consecuencia de una investigación preliminar realizada por la fiscalía tras recibir el 4 de agosto pasado una denuncia de la concejala de ese distrito, Marcela Durrieu (Frente Renovador), que a su vez -se indica- fue “originada en reclamos efectuados por vecinos de los barrios precarios de San Isidro”, dado que “a la fecha no se ha dado cumplimiento con la totalidad de las viviendas y obras de infraestructura que se habían proyectado”.

Además del intendente Posse, revisten calidad de imputados en la causa el secretario de Gobierno, Hector Prassel; el ex Subsecretario de Obras Públicas, Fernando Romero; y otras siete personas y responsables de 19 firmas contratadas para llevar a cabo las obras.