Image default

Detuvieron en Bahamas a Sam Bankman Fried, el fundador de la plataforma de criptomonedas FTX

Un mes después de la quiebra de su empresa, Estados Unidos le notificó formalmente los cargos penales en su contra y procedieron a arrestarlo.

El fundador y director ejecutivo de la plataforma de criptomonedas FTX, Sam Bankman-Fried, fue detenido este lunes por la policía de Bahamas, según informó el fiscal general de ese país en un comunicado.

Tras la quiebra de su compañía -que dejó millonarios perjuicios a miles de sus clientes-, Bahamas recibió una notificación formal de Estados Unidos sobre los cargos penales en su contra.

“Como resultado de la notificación recibida y el material proporcionado con ella, se consideró apropiado que el Fiscal General solicitara la detención de Sam Bankman-Fried y lo mantuviera bajo custodia de conformidad con la Ley de Extradición de nuestro país”, declaró la oficina del Fiscal General de Bahamas, Ryan Pinder.

Asimismo, el primer ministro de Bahamas, Philip Davis, dijo que Estados Unidos “ha compartido el interés para que rindan cuentas todos los individuos asociados a FTX que podrían haber traicionado la confianza del público e infringido la ley”.

FILE PHOTO: Representations of cryptocurrencies are seen in front of displayed FTX logo in this illustration taken November 10, 2022. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
FILE PHOTO: Representations of cryptocurrencies are seen in front of displayed FTX logo in this illustration taken November 10, 2022. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File PhotoPor: REUTERS

En una serie de entrevistas en los últimos dos meses, el CEO de FTX reconoció fallos en la gestión de riesgos, pero trató de distanciarse de las acusaciones de fraude y afirmó que nunca mezcló a sabiendas fondos de clientes en FTX con fondos en su empresa de negociación por cuenta propia, Alameda Research.

“Nunca intenté cometer fraude”, dijo Bankman-Fried en una entrevista el 30 de noviembre en la cumbre Dealbook organizada por The New York Times. En ese sentido, aseguró queno considera tener ninguna responsabilidad penal en la caída de la empresa.

FTX, que había sido una de las mayores plataformas de criptomonedas del mundo, se declaró en quiebra el 11 de noviembre en una de las mayores crisis del mercado de los criptoactivos después de que los operadores retiraran US$6000 millones de la plataforma en solamente tres días y su rival Binance abandonara un acuerdo de rescate.

La crisis de liquidez se produjo después de que Bankman-Fried trasladara en secreto US$10.000 millones de fondos de clientes de FTX a Alameda. Al menos 1000 millones de dólares en fondos de clientes habían desaparecido, dijeron las fuentes a Reuters. Bankman-Fried renunció como consejero delegado de FTX el mismo día de la declaración de quiebra.