Chubut Para Todos

Detuvieron a siete exmilitares acusados por la muerte de un subteniente en un “bautismo” en el Ejército

La Justicia Federal de Corrientes ordenó que los señalados como coautores del crimen de Matías Chirino aguarden en prisión el juicio oral que se realizaría entre septiembre y octubre.

La Justicia Federal de Corrientes dispuso este miércoles la detención de siete exmilitares involucrados en la muerte del subteniente Matías Chirino (22) en un “bautismo” en el Ejército Argentino.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes hizo lugar al pedido del fiscal Carlos Schaefer, quien había solicitado la “inmediata detención” de los imputados Rubén Darío Ruiz, Claudio Andrés Luna, Hugo Martínez Tárraga Reclus, Exequiel Emanuel Aguilar, Darío Emanuel Martínez, Luis Facundo Acosta y Gerardo Sebastián Bautista, señalados como coautores del crimen durante un “ritual de iniciación” que le costó la vida al joven soldado cordobés en el Casino de Oficiales del Grupo de Artillería de Monte 3 de Paso de los Libres, en junio de 2022.

“Es lo que la familia de Matías requería y necesitaba”

En el fallo al que tuvo acceso TN, a los siete se les atribuye haber causado la muerte de Chirino. “Existe relación de causalidad con los maltratos que los imputados le dispensaron prevaleciéndose de la autoridad que tenían sobre el occiso, así como sobre los Subtenientes Rufino Ezequiel Meza y Jorge Manuel Chaile, en el marco de una reunión denominada ‘bienvenida, ritual y/o bautismo de iniciación’”, planteó el tribunal.

“La medida que se ajusta a la situación en esta oportunidad y de conformidad a los parámetros establecidos por la casación es la prisión preventiva”, sostiene la resolución judicial, y menciona que la Gendarmería Nacional deberá hacerse cargo del alojamiento de los siete detenidos “hasta tanto se disponga un cupo en el Servicio Penitenciario Federal”.

El subteniente murió en un batallón del Ejército en Paso de los Libres. (Foto: Facebook / Matías Chirino)
El subteniente murió en un batallón del Ejército en Paso de los Libres. (Foto: Facebook / Matías Chirino)

“Es lo que la familia de Matías requería y necesitaba”, reaccionó Enrique Novo, abogado de la querella, ante la consulta de TN. Y mencionó que el juicio oral se realizaría “entre octubre y noviembre”.

Los siete exmilitares más complicados en la causa enfrentan una condena de entre 8 y 25 años de cárcel, y también se los acusa de abuso de autoridad en perjuicio de otros dos oficiales ingresantes -Meza y Chaile- que participaron de aquella “bienvenida”.

Hay otros dos imputados, Claudia Daniela Cayata y Franco Damián Grupico, señalados por haber sido partícipes secundarios de esos mismos delitos y esperarán el debate en libertad.

Si bien la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes había ordenado en septiembre del año pasado la prisión preventiva para esos siete implicados, las detenciones no se hicieron efectivas debido a que las defensas interpusieron recursos ante la Cámara de Casación de Comodoro Py.

A principios de este mes, Casación rechazó los recursos de los imputados, quienes pretendían una morigeración de la carátula a homicidio culposo.

La muerte del subteniente Chirino

La madrugada del 19 de junio de 2022, Chirino, Chaile y Meza sufrieron varias torturas en nombre de un “ritual” por el inicio de sus carreras en el Ejército Argentino.Fueron obligados a beber alcohol en exceso, arrojarse a una pileta con agua sucia y realizar actividades extenuantes con una temperatura que apenas alcanzaba los 3 grados.

Chirino murió en el Casino de Oficiales del Grupo de Artillería de Monte 3. (Foto: Ejército Argentino)
Chirino murió en el Casino de Oficiales del Grupo de Artillería de Monte 3. (Foto: Ejército Argentino)

Chirino se llevó la peor parte. “Cuando finalmente perdió el conocimiento, fue abandonado en un colchón colocado sobre el suelo de una habitación, destapado y sin ningún medio de calefacción”, mencionó el fallo de Casación a principios de mes.

Cerca del amanecer, el subteniente murió debido a una broncoaspiración -se ahogó con su propio vómito- y, pese a que fue trasladado de urgencia al Hospital San José, llegó sin signos vitales.