Image default

Cristina: “Las Madres de Plaza de Mayo salieron cuando nadie se animaba”

La expresidenta estuvo en la sede de la asociación que preside Hebe de Bonafini y mantuvo un encuentro de alrededor de dos horas con varias integrantes de ese organismo de derechos humanos, que esta tarde harán su ronda número 2 mil en la Pirámide de la Plaza de Mayo.

Cristina Kirchner estuvo en la sede de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, para verse con Hebe de Bonafini, previo a la ronda número 2.000 en la Plaza de Mayo.

“Brindamos para que Macri nos tenga miedo, me encanta que nos tenga miedo”, dijo la titular de Madres a la hora del brindis por el aniversario de lasl rondas alrededor de la Pirámide de la Plaza de Mayo, donde cada jueves desde 1977, reclaman por sus hijos desaparecidos durante la dictadura.

Mientras a su lado, Cristina le decía que no y sonreía por la elocuente frase de Bonafini contra el Presidente.

La ex Presidenta bajó del auto que la llevo a la Fundación Madres de Plaza de Mayo, custodiada por un cordón de militantes, e ingresó sin hacer declaraciones.

Afuera, el clima militante se fue poblando de a poco hasta cortar por completo Hipolito Yrigoyen y donde por supuesto no faltaron los cánticos contra Macri y las remeras de La Cámpora.

Cristina compartió un almuerzo con las Madres durante más de una hora y media y a la salida sí dialogó con la prensa.  “Es un día demasiado feliz, me interesa hablar de Hebe”, afirmó la ex mandataria.

Además, contó como fue el diálogo teléfonico que ambas mantuvieron el jueves, durante la orden de detención del juez Marcelo Martínez de Giorgi.

“Cuando pasó lo del jueves pasado, la llamé y le dije ‘Hebe, tené cuidado, por favor’. Me dijo una cosa muy fuerte: ‘Mira después que me llevaron a mis dos hijos y me dijeron que mi marido tenía cáncer y que se iba a morir, qué más me puede pasar en la vida peor que eso’. Es conmovedor, tiene una vitalidad única”

Al tiempo que calificó a la dirigente como “un ejemplo”.y volvió a respaldar a la con la dirigente con la que se solidarizó la semana pasada, cuando eludió a la Justicia y la militantes k acudió a la sede de Congreso para con un escudo impedir el acceso de la Policía Federal.

Cristina se mostró sonriente a la salida de la reunión con con la dirigente de derechos humanos, que se produjo antes de la cita que, desde las 15, se realiza a metros de la Casa Rosada para conmemorar las 2.000 rondas, el día después de los dichos de Macri sobre Bonafini, a quien calificó de “desquiciada”.

Aunque se especulaba con la presencia de Fernández de Kirchner en Plaza de Mayo pero, la ex jefa de Estado salió por el mismo cordón por el que ingresó, se sacó fotos con los militantes y como si estuviese en campaña, alzó una nena y la beso en la mejilla, mientras era ovacionada.