Image default

Cristina Kirchner reiteró que no tiene miedo de ir presa

La ex Presidenta le dio el último adiós a Ongaro, el ex secretario general de la CTA de los Argentinos e insistió en defenderse de las acusaciones.

La ex presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, se hizo presente hoy junto a otros referentes del kirchnerismo en la Federación Gráfica Bonaerense, ubicada en la Avenida Paseo Colón 731, para darle el último adiós al ex líder de la CGT de los Argentinos, Raimundo Ongaro, quien falleció ayer a los 92 años.

“Esta gente le quiere armar causas penales a los que puedan ser candidatos o que piensan que pueden obstaculizarles una elección, pero yo no tengo miedo de ir presa”, dijo la ex Presidenta.

El ex secretario general del gremio de los trabajadores gráficos fue uno de los dirigentes más combativos durante la dictadura militar del General Juan Carlos Onganía al punto de que el ex secretario de la CGT, José Ignacio Rucci, lo acusó de marxista trotskista.

La construcción política del líder gráfico fue tan contundente que la Juventud Peronista realizó un documento en el que apoyó públicamente el pograma de la CGT de los Argentinos. El propio Ongaro es quien en la siguiente entrevista explicó el significado de su espacio que disputada poder al interior del movimiento obrero.

Luego de que la Triple A, liderada en las sombras por el ex ministro de Bienestar Social, José “El Brujo” López Rega,matara a uno de sus hijos, Ongaro decidió partir al exilio hasta el retorno de la democracia. De nuevo en el país, apoyó, como tantos otros peronistas, la candidatura y posterior gobierno de Carlos Saúl Menem.

El diputado Edgardo Depetri lo recordó hoy de la siguiente manera: “Raimundo vivirá en el corazón de los trabajadores de la Resistencia Peronista porque fue un ejemplo del sindicalismo que no traiciona”.