Image default

Cristina Kirchner: “La pandemia macrista fue más costosa que la pandemia de la covid-19”

La vicepresidenta remarcó que los intereses pagados al FMI en 2021 fueron mayores al dinero destinado a mitigar los efectos de la covid. La charla con el ministro de Economía.

La vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, luego de reunirse el lunes por la noche con el ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a publicar una carta en la que habló de la negociación que lleva adelante el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional. En el escrito, CFK comparó lo que le costó al país la pandemia de coronavirus y lo que costó “la pandemia macrista”. Como conclusión, indicó: “Se puede advertir con mucha facilidad que, en el año 2021, la pandemia macrista fue para el Estado Nacional más costosa que la pandemia COVID-19: la pandemia macrista costó 1,1 por ciento del PBI y la de COVID, 0,9 por ciento. Con una pequeña yapa: la pandemia macrista nos quita las divisas que tanto necesitamos como país porque al FMI hay que pagarle completa y exclusivamente en dólares, porque por más que le insistimos no nos acepta pesos”.

La reunión con Guzmán

La noche del lunes, la vicepresidenta recibió en su departamento del barrio porteño de Recoleta a Guzmán. El contenido de esa reunión, según supo Página/12, versó sobre las novedades de la negociación con el FMI y también conversaron sobre la noticia falsa difundida por la oposición de que el Frente de Todos, desde que asumió, tomó una deuda de 50 mil millones de dólares. Fue por ese motivo que, luego de la reunión, en la carta CFK hizo hincapié en la diferencia entre el endeudamiento en dólares que tomó el macrismo y el gasto en pesos que hizo el FdT para enfrentar la pandemia. Minutos después de que se conoció la misiva, el ministerio de Economía publicó una serie de tweets, en los que explicaron por qué no es lo mismo tomar deuda en dólares que en pesos.

Desde el entorno de la vicepresidenta aclararon que los encuentros entre ella y Guzmán “son habituales”. En esta ocasión, el ministro puso al tanto a la vicepresidenta de los últimos detalles de la negociación que, según explicó, “está un poquito mejor que hace una semana, pero hay un camino importante por recorrer”. En Balcarce 50 agregaron que la reunión fue “muy buena”. Según confirmaron a este diario, la vicepresidenta, que volvió de su descanso en la Patagonia este fin de semana, aún no se reunió de manera presencial con el Presidente.

La nueva carta de Cristina

“Dicen no pocos científicos, que la pandemia del COVID-19 estaría llegando a su fin. Ojalá! En Argentina lo que nunca se va acabar es lo que nos pasó -y nos pasa- por la pandemia macrista”, resaltó la vicepresidenta en la carta y recapituló que “cuando en el año 2018 Macri trajo al FMI de vuelta a la Argentina. Le dieron un préstamo excepcional de 57.000 millones de dólares para salvarle el gobierno y ayudarlo a ganar las elecciones. No sólo no ganó las elecciones, sino que además no se sabe dónde están esos dólares”. Luego, CFK dividió el texto en tres partes. En la primera, “la pandemia macrista”, escribió: “En el año 2021 Argentina pagó -entre capital e intereses- 5.160 millones de dólares al FMI por los vencimientos de ese año correspondientes al préstamo Stand By que el organismo le otorgó a Macri en 2018. Ese monto representa, nada más ni nada menos que el 1,1 por ciento del PBI, ¡pero en dólares!”.

En el segundo apartado, titulado “la pandemia COVID-19”, CFK subrayó que “en 2021 Argentina pagó 420.000 millones de pesos que fueron destinados estrictamente a las medidas tendientes a mitigar los efectos de la pandemia. Allí están incluidas las vacunas Covid –$124.000 M–; Rerpo II –$90.000 M–; asistencia al turismo – Previaje –$31.000 M– y reducción de contribuciones patronales a empleadores de Repro II y Sector Salud –$51.000 M–, además de la Ampliación de Políticas Sociales. Ese monto representa el 0,9 por ciento del PBI, pero en pesos. Por último, como conclusión, dijo que “la pandemia macrista fue para el Estado Nacional incluso más costosa que la pandemia COVID-19”.

Deuda en pesos no es deuda en dólares

En la publicación que minutos después realizó la cartera que conduce Guzmán, explicaron que “cuestionar el endeudamiento en pesos -con una crisis económica y sin acceso a los mercados internacionales- es pedir un ajuste fiscal en medio de una doble crisis, la de deuda y el coronavirus, lo que en la visión de la conducción económica actual sería recesivo y dañino para la actividad económica”. Luego, subrayaron que “el actual Gobierno no tomó dólares prestados. Por el contrario, en el 2020 se realizaron dos operaciones de reestructuración de deuda externa que generaron para la Argentina un ahorro de USD34.800 millones para el período 2020-2030”.

La reunión de Guzmán y CFK, y la carta posterior, pueden leerse como una nueva señal de respaldo por parte de la vicepresidenta al trabajo que están realizando el ministro y el Presidente. En noviembre la vicepresidenta había publicado otra misiva en la que puntualizó que “desde el FMI y los brokers de Wall Street, se especula con ‘el silencio de la vicepresidenta’ y su posición respecto de un posible acuerdo. La lapicera no la tiene Cristina, siempre la tuvo, la tiene y la tendrá el Presidente de la Nación”. En esa ocasión también resaltó que el acuerdo debía realizarse sin que peligre el crecimiento del país. En ese sentido se manifestaron el Presidente y Guzmán durante la reunión que tuvieron con gobernadores, de hecho, el titular de la cartera aclaró que aún no había acuerdo con el FMI porque piden un ajuste fiscal que el Gobierno no está dispuesto a realizar.

Mientras la oposición mantiene una postura confrontativa con el Gobierno en lugar de acompañar las negociaciones, hacia el interior del oficialismo se hace un trabajo discreto para lograr avances. En esa línea debe leerse la reunión entre CFK y Guzmán, como también el viaje a Estados Unidos del Canciller, Santiago Cafiero, que ayer se reunió con el secretario del Departamento de Estado, Antony Blinken.