Image default

Condenaron a José López a seis años de prisión por los bolsos con U$S 9 millones

El Tribunal determinó que el dinero incautado será destinado a los hospitales Garrahan y Gutiérrez. La monja del convento de General Rodríguez, que estaba acusada por encubrimiento, fue absuelta.

El Tribunal Oral Federal número 1 condenó a seis años de prisión al ex secretario de Obras Públicas José López, por el caso de los bolsos arrojados en el convento de General Rodríguez. Se trata del máximo de la pena prevista para el delito de enriquecimiento ilícito, seguramente en base a que López tenía un alto cargo y al monto sideral de más de 9 millones de dólares, cuyo origen el ex funcionario nunca pudo explicar. El dinero y una casa en Dique Luján fueron decomisados y todo va para los hospitales Garrahan y Ricardo Gutiérrez, pero esta medida recién se hará efectiva cuando el fallo quede firme, o sea cuando se hayan terminado los recursos ante Casación y la Corte Suprema. La monja Inés Aparicio fue absuelta, aunque dos de los jueces consideraron que la benefició la duda y un tercer juez sostuvo que no hubo pruebas en su contra. También fueron absueltos otros dos empresarios por el beneficio de la duda. Hubo dos aspectos llamativos del juicio. En primer lugar, que quedó probado que el dinero estaba en poder de López desde hacía tiempo, o sea que no era de Cristina Fernández de Kirchner ni ningún alto cargo del gobierno anterior. En segundo lugar, que no hubo el menor interés de la Casa Rosada en averiguar qué empresa o qué empresarios le pagaron las coimas con las que se enriqueció López.

Fallo

Los jueces Adrián Grünberg, Ricardo Basílico y José Michilini coincidieron en el monto de la pena, la más alta prevista por el Código Penal para ese delito. Basilico y Michilini sostuvieron que López se enriqueció ilícitamente con los 9 millones de dólares que había en los bolsos y que también era el dueño oculto de la casa en la que vivía, en Dique Luján. Por eso, los empresarios Andrés Galera y Eduardo Gutierrez, sucesivos dueños de la vivienda, fueron condenados a dos años y medio de prisión. Los dos magistrados consideraron que fueron testaferros de López. En disidencia parcial, Grünberg evaluó que eso no se probó. La mayoría obviamente dispuso entonces el decomiso de la casa.

La monja Inés Aparicio fue absuelta también con disidencias. Basílico y Michilini absolvieron a la religiosa por el beneficio de la duda, mientras que Grünberg afirmó que no hay evidencias contra ella. Como se recordará, Aparicio dijo que recibió los bolsos pensando que era comida, algo que López solía llevarle a las religiosas. Está claro que Aparicio no abrió los bolsos porque la policía llegó casi de inmediato, de manera que nunca pudo ver el contenido.

Otro punto del juicio estuvo centrado en un departamento sobre la Avenida Las Heras, donde vivía una hija de López. También se acusaba a los dueños, Carlos Gianni y Marcos Marconi, de ser testaferros del ex secretario. Los tres jueces absolvieron por el beneficio de la duda: se probó que la hija de López pagaba los alquileres y que los valores fueron los de mercado.

Por último, también en fallo dividido, hubo condena a dos años y medio de prisión para la esposa de López, María Amalia Díaz, como partícipe del delito de enriquecimiento ilícito.

Los fundamentos del fallo se conocerán el 28 de agosto próximo.