Image default

Comodoro Rivadavia: evacuados regresan a sus casas a medida que limpian los accesos a los barrios

Las autoridades municipales ayer confirmaron que el número de personas evacuadas en los centros de atención disminuyó a 600 y se liberaron escuelas. Los trabajos de limpieza de barro y agua se realizaron en medio de un caos vehicular y anoche se evaluaba su continuidad en horario nocturno. Por su parte, la SCPL puso en funcionamiento el Programa de Intervención y Rehabilitación de los Servicios Públicos.

Con el mejoramiento del estado del tiempo luego del devastador temporal que azotó a Comodoro Rivadavia, ayer continuaron a paso lento las tareas de reconstrucción de las trazas viales, acondicionamiento de los servicios públicos como la provisión de agua potable y el regreso a sus hogares de aquellas familias que tuvieron que ser evacuadas.
La presencia de máquinas viales y camiones que cargaron grandes cantidades de lodo en las distintas arterias de la zona norte y sur fue una imagen repetida. No obstante, esas maquinarias no dieron abasto para limpiar los distintos barrios afectados en los cuales hay viviendas tapadas por el lodo, como en la avenida Lisandro de la Torre al 2.900.
Asimismo, la importante cantidad de automovilistas que recorrían las calles tomando desvíos en procura de llegar a sus lugares de trabajo complicó la circulación en los sectores de los barrios Pueyrredón, Juan XXIII, 30 de Octubre e Isidro Quiroga, solo por nombrar algunos.
Las montañas de barro sobre las calles, bulevares y hasta en patios de viviendas superan los recursos con los que disponen las autoridades municipales, ayudados por empresas privadas. La impaciencia de los conductores que apelaban a la bocina continuamente, fue la gota que rebasó el vaso para enardecer a los inspectores que dirigían dichas tareas.
La avenida Yrigoyen se vio desbordada en sus horarios pico por el tráfico interno de vehículos y la cantidad de transportes de carga que venían de la zona del valle luego de que habilitaran la ruta Nacional 3, a la altura de Garayalde, hacia esta ciudad.
En ese contexto los camiones retiraron centenares de camionadas de arena para liberar calles y así muchos habitantes pudieran tener acceso a sus domicilios. En otros lugares, como 30 de Octubre, Juan XXIII e Isidro Quiroga, se vieron afectados por el colapso de las redes cloacales que aún no fueron saneadas.
En diálogo con El Patagónico, el secretario de Gobierno, Máximo Naumann, explicó que hasta que no se retire todo el lodo acumulado en la ciudad no se podrán comenzar a reparar los sistemas cloacales. Por ello, los funcionarios evaluaban que las máquinas continuaran sus tareas en horario nocturno para tratar de despejar la mayor cantidad de calles en el menor tiempo posible.
Por otro lado, la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL), junto al Gobierno de la provincia, ayer puso en funcionamiento el Programa de Intervención y Rehabilitación de los Servicios Públicos que buscará recuperar los servicios de agua y cloaca tras el temporal.
Del encuentro participaron el subsecretario de Servicios Públicos de la Provincia, Pablo Korn; el ministro de Infraestructura Obras y Servicios Públicos, Alejandro Pagani; el gerente de la SCPL, Gabriel Tcharian, y autoridades del directorio de esa entidad.
A su finalización Korn aseguró que el Gobierno provincial “va a acompañar a la Cooperativa porque es lo que corresponde” y adelantó que “también hemos analizado el tema educativo porque hay escuelas que estarían en condiciones de volver a clases”.
El funcionario consideró que ayer fue “un día clave en la recuperación de la ciudad” y confirmó que “después de las lluvias que debió soportar Comodoro Rivadavia, comenzamos con las intervenciones y a restablecer los servicios públicos tanto de cloacas como de agua”.
Korn destacó que “la ciudad no tuvo grandes desperfectos energéticos, pero sí sufrió mucho en materia de agua potable y red cloacal”, asegurando que “estamos tratando de combinar esfuerzos a través de la cooperativa porque es el brazo ejecutor y conoce a la ciudad como nadie”.
El funcionario también detalló que ayer se avanzó “mejorando los servicios en algunos barrios, aunque quedan zonas complicadas como Laprida, Las Flores, La Floresta y el sur de la ciudad que demandará mucho tiempo recuperarlos”.
“En materia de energía también hay buena cobertura, salvo algunos lugares, y en el tema de cloacas hay un trabajo de identificación de todo lo obstruido” señaló, mencionando la “eficiente tarea” que realizan los camiones desobstructores trabajando en toda la ciudad.
A medida que la maquinaria ayer fue limpiando accesos a los barrios, muchos evacuados que permanecían en los distintos centros de atención fueron regresando a sus casas. Algunos concurrieron durante el día para reacondicionar y ventilar sus hogares y por la noche regresar a pernoctar a los gimnasios municipales y escuelas.
Otros que no sufrieron grandes pérdidas, en cambio, estuvieron en condiciones de quedarse en sus domicilios y así descomprimir los centros de evacuados. Al respecto, Naumann analizó que hasta el domingo hubo 680 evacuados y que ayer el número descendió a 600.
Por ejemplo las escuelas de kilómetro 5 y 8 trasladaron a las familias evacuadas al Gimnasio Municipal N° 4, y de esa forma se vaciaron dichos establecimientos educativos para ser desinfectados.
Por su parte el coordinador del Gimnasio N° 2, Armando Tula, detalló que ya el domingo “hubo un número importante de personas que se retiraron. Ahora quedan 78 personas y 35 chicos”.
En cuanto a quienes permanecen en el gimnasio, subrayó que “hay familias que directamente no tienen nada porque perdieron hasta la casa. Una señora estuvo llorando porque la tormenta se llevó todo y quedó en una situación extrema sin nada, mientras que otros perdieron muebles y electrodomésticos”.
Anoche los funcionarios que integran el Comité de Crisis analizaban la situación de quienes perdieron sus viviendas. Esperan la llegada de módulos que prometió el Gobierno Nacional, pero no tienen proyectada una fecha cierta. Por lo tanto, se analiza que los mismos sean colocados en una reserva de terrenos fiscales que se encuentra en Kilómetro 14, analizó el secretario de Gobierno municipal.
Todos los accesos a la ciudad estaban habilitados a pesar de las grandes demoras que había en el tramo Garayalde-Comodoro Rivadavia. Un centenar de transportes ayer estuvieron detenidos en la zona de Astra debido a que en un sector de la ruta Nacional 3 había un solo carril de paso.
No obstante, la circulación con el correr de las horas se normalizó, aunque los camiones de larga distancia complicaron las tareas internas durante el día. Por ello, hoy los transportes no atravesaron la ciudad en el horario diurno y lo harán a partir de las 20.
Mientras tanto, la circulación a Sarmiento por ruta Nacional 26, y a Caleta Olivia por ruta nacional 3, estaba abierta sin dificultades. En los distintos accesos se encontraba personal de Vialidad Provincial, Defensa Civil, Tránsito y Policía.
Fuente: EP