Image default

¿Cómo la fortaleza del dólar puede afectar la economía global?

El repunte del dólar podría provocar al corto plazo un descenso del comercio mundial, así como la demanda de activos denominados en dólares. El aumento del valor del dólar afecta a casi todo el mundo, pero ¿qué está impulsando la subida del dólar y lo que significa esto para los inversores y las familias?

El valor del dólar estadounidense lleva más de un año en alza frente a todo tipo de divisas, desde la libra esterlina hasta el won surcoreano. El dólar está cerca de su nivel más alto en más de dos décadas frente a un índice clave que mide seis divisas principales, incluidos el euro y el yen japonés.

La subida del dólar afecta a casi todo el mundo. Los valores de las divisas cambian constantemente, ya que los bancos, las empresas y los comerciantes las compran y las venden en las zonas horarias de todo el mundo.

El índice del dólar estadounidense, que mide el dólar frente al euro, el yen y otras divisas importantes, subió más de un 14% este año.

¿Por qué se fortalece el dólar?

Porque la principal economía de mundo, Estados Unidos, no desacelera.

Pese a que tiene la inflación más alta en cuatro décadas, el mercado laboral estadounidense se ha mantenido notablemente sólido, así como otras áreas de la economía, como el sector de los servicios.

Esto hace que los operadores esperen que la Reserva Federal cumpla su promesa de seguir subiendo los tipos de interés y mantenerlos durante un tiempo, con la esperanza de reducir la subida de precios.

Estas expectativas han contribuido a que el rendimiento del Tesoro a 10 años se duplique hasta el 3,44%, frente al 1,33% de hace un año. Los inversores buscan obtener más ingresos de su dinero, y esos rendimientos más jugosos de Estados Unidos están atrayendo a inversores de todo el mundo.

Esto porque otros bancos centrales han sido menos agresivos que la Fed porque sus economías parecen ser más frágiles

Aunque los viajeros estadounidenses puedan beneficiarse de un dólar más fuerte en otros países, está generando inflación de manera indirecta que Estados Unidos termina importando.  

Un dólar más fuerte puede mantener los precios de las materias primas en general. Esto se debe a que el petróleo, el oro y otros productos se compran y venden en dólares estadounidenses en todo el mundo. Cuando el dólar sube frente al yen, un comprador japonés puede obtener menos barriles de crudo por el mismo número de yenes que antes.

Eso puede significar una menor presión alcista sobre los precios del petróleo.

Un dólar fuerte también pone presión financiera en todo el mundo. Muchas empresas y gobiernos de mercados emergentes piden préstamos en dólares estadounidenses, en lugar de en sus propias monedas. Cuando tienen que pagar sus deudas en dólares estadounidenses, cuando compran cada día menos dólares con sus monedas locales, esto puede crear mucha tensión sobre esas economías.

Fuente: France24