Image default

China lanza su esperado mercado nacional de carbono

China lanzó el 16 de julio el mayor mercado de carbono del mundo en busca de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, de los cuales es el mayor emisor del planeta. Las autoridades consideran que la creación de ese mercado es un paso clave para alcanzar la neutralidad de carbono en 2060.

El mercado abrió a las 09:30 locales en la Bolsa Ambiental y de Energía de Shanghái y la primera transacción cotizó en 52,7 yuanes (8 dólares) la tonelada de carbono.

Consciente de los riesgos ambientales y sociales que plantea el calentamiento global, China, el mayor inversor en nuevas energías, pretende ser uno de los líderes planetarios en el tema climático.

El gigante asiático -que se comprometió a alcanzar el pico de sus emisiones de carbono en 2030 y la “neutralidad de carbono” en 2060- quiere ser un actor importante en la cumbre climática de la ONU en noviembre en Glasgow (COP26).

Este mercado de carbono permite a las autoridades provinciales fijar cuotas de emisiones para las centrales eléctricas térmicas y abarca a 2.225 grandes productores de electricidad que emiten 4.000 millones de toneladas anuales de gases causantes del calentamiento global, según la agencia oficial Xinhua.

Si las empresas superan las cuotas, deben comprar “derechos a contaminar” a otras empresas con una menor emisión de carbono.

Sin embargo, quedan dudas en cuanto a la escala (reducida en comparación con el proyecto inicial) y la eficiencia del sistema (con un precio bajo atribuido a la contaminación).

China anunció hace 10 años los planes de crear un mercado nacional de carbono, pero los avances se vieron frenados por la industria del carbón y las políticas de rápido desarrollo a expensas del medio ambiente.

Precio bajo de la contaminación, una preocupación  

Según la Agencia Internacional de Energía (AIA), las 2.225 empresas concernidas por las cuotas generan alrededor de una séptima parte de las emisiones globales de carbono a partir de combustibles fósiles.

Estas empresas son responsables del 30% de los 13.920 millones de toneladas de gases de efecto invernadero emitidos por las fábricas chinas en 2019.

Citigroup calcula que 800 millones de dólares en créditos serán adquiridos este año, subiendo a 25.000 millones de dólares al final de la década.

El mercado de carbono chino debería representar en valor comercial apenas un tercio del de la Unión Europea (UE), actualmente el más importante.

Según Xinhua, el mercado chino ya es “el más grande del mundo” en términos de la cantidad de emisiones cubiertas.

Originalmente, el mercado iba a tener un alcance mucho más amplio, abarcando siete sectores, incluidos la aviación y la petroquímica.

Pero el Gobierno chino “revisó a la baja sus ambiciones”, considerando que el crecimiento económico era prioritario en el contexto de la recuperación poscovid, señala Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA).

A los ambientalistas les preocupa el bajo precio de la contaminación.

El precio promedio rondará los 4,60 dólares este año, muy por debajo de los 49,40 dólares en la Unión Europea, sostiene el banco chino Citic Securities.

Pero China enfatizó que el mercado de carbono está solo en sus inicios.

El programa se extenderá a los productores de cemento y aluminio a partir del próximo año, dijo la semana pasada Zhang Xiliang, diseñador del nuevo sistema. “El objetivo es cubrir hasta 10.000 emisores, responsables de alrededor de 5.000 millones de toneladas de emisiones de carbono adicionales por año”, agregó.

Fuente: France24