Image default

Catalanes llaman a desacato civil si Madrid interviene el gobierno regional

El gobierno de España y los secesionistas catalanes siguen tensando la cuerda y apuran el rumbo hacia un choque de resultados inciertos.

Mientras el parlamento español trata el pedido de Mariano Rajoy de intervención de cataluña, se multiplican los anuncios de desobediencia civil y boicot de instituciones y funcionarios de la región mediterránea.

Esta semana será clave. Los partidos independentistas propusieron un pleno en el parlamento regional para el jueves con la intención de formalizar la creación del nuevo país y así dar una respuesta contundente al inminente avance de Madrid sobre el gobierno autónomo que podría concretarse el viernes.

“El pleno determinará qué respuesta como país tenemos que dar a esta decisión del gobierno”, dijo el portavoz de la mayoría parlamentaria Lluís Corominas, calificando las medidas de Rajoy de “agresión institucional”.

La pequeña formación de izquierda radical CUP, clave para asegurar la mayoría independentista con sus diez diputados sobre 135 en el parlamento regional, pidió que la república se proclame “cuanto antes” y advirtió en un comunicado que la intervención del gobierno regional por parte de Madrid será respondida con una “desobediencia civil masiva”.

Incluso ERC (Izquierda Republicana de Cataluña), compañeros de gobierno del partido conservador PDeCAT de Puigdemont, defendieron que la mejor respuesta a la intervención de Madrid “es la República catalana”, según su portavoz Sergi Sabrià.

El sindicato mayoritario en el sector educativo, USTEC, anunció por su parte que “no reconocerá como interlocutores válidos a aquellas personas que no sean representantes de la legitimidad popular”, haciendo un llamamiento “a la comunidad educativa a resistir las imposiciones” del Estado.

Los bomberos adscritos a la organización social independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC) también afirmaron que “no reconocemos otra autoridad que nuestro presidente, nuestro gobierno y nuestro parlamento”.

Sin embargo, el líder del Partido Popular en la región, Xavier García Albiol, aclaró que “no se le va a permitir” a los independentistas usar el pleno del jueves para proclamar la secesión.

Al amparo del artículo 155 de la Constitución española, nunca usado hasta ahora, el gobierno central pretende dirigir Cataluña desde Madrid antes de convocar a nuevas elecciones regionales en un plazo máximo de seis meses.

Desde Europa los apoyos hacia los secesionistas son escasos. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, insistió en su postura “contra todos los separatismos en Europa” y el portavoz de dicho órgano, Margaritis Schinas, respaldó las acciones de Rajoy.

Fuente:EC