Image default

Biden invitaría a Cuba a la Cumbre de las Américas

La negociación ahora gira en torno al representante cubano que asistiría a Los Ángeles. La Casa Blanca quiere que vaya el canciller Bruno Rodríguez Parrilla.

La negociación alrededor de la Novena Cumbre de las Américas en Los Ángeles, California, llegó a un momento definitorio. Luego de que trascendiera que el Gobierno de Joe Biden invitaría a Cuba al evento que tendrá lugar del 6 al 10 de junio, ahora el diálogo diplomático se ha centrado en cómo será la participación de la isla. Este corrimiento del eje de la conversación es, sin duda, una victoria para Andrés Manuel López Obrador, artífice de esta presión regional a la Casa Blanca.

De acuerdo con el senador republicano Marco Rubio, representante del anticastrismo en Florida, “Biden va a invitar al régimen en Cuba a la Cumbre de las Américas”. Fuentes de primer nivel consultadas por LPO informaron que tanto en Palacio Nacional como en el Palacio de la Revolución se intensificó la búsqueda de un acuerdo.

Según esta versión, la Casa Blanca buscaría la asistencia a la Cumbre de un funcionario de alto rango del “régimen cubano”, en representación del presidente Miguel Díaz-Canel, cediendo así a la petición que hizo México con Andrés Manuel López Obrador, y que secundaron Argentina y Honduras, con Alberto Fernández y Xiomara Castro.

Evitando con ello que Miguel Díaz-Canel pise tierra estadounidense. Las mismas fuentes revelaron que la presencia del mandatario cubano es parte de la contrapropuesta de Washington a la diplomacia mexicana, una propuesta inamovible, de hierro, a la que se enfrentan el canciller Marcelo Ebrard y el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla. Este último sería quien sustituiría a Díaz-Canel.

Esta primera victoria de AMLO, aún no confirmada públicamente por la Casa Blanca, explica la distensión que mostró el presidente mexicano en su conferencia mañanera de este viernes. “Hay quienes quisieran que no se llegara a acuerdos, apuestan a eso, a que nos peleemos, a que haya confrontación. Nosotros le tenemos mucha confianza al Presidente Biden y él nos respeta, así como nosotros lo respetamos. Y sobre todo respeta nuestra independencia y soberanía”, dijo y anticipó que espera tener novedades definitivas para el lunes o martes de la próxima semana. 

Se reveló también que el representante del Vaticano en EU le pidió informalmente al Gobierno de Joe Biden que Cuba esté invitada a la Cumbre de las Américas el mes que viene en Los Ángeles. Es una gestión del nuncio Christophe Pierre, que ha ocupado esa misma posición en México y al mismo tiempo encabezado diversas misiones de la Santa Sede en La Habana.

Según pudo conocer esta redacción, el pedido es entendido por el Departamento de Estado como una jugada a dos bandas. En realidad, el principal interesado en no aislar a Cuba es el Papa Francisco y para tal fin le habría pedido a Andrés Manuel López Obrador que exteriorice el reclamo desde una posición de mayor fortaleza política por la sociedad que México tiene con Estados Unidos.