Image default

Aranguren: “Sería muy grave que la Corte no avale el aumento del gas”

El ministro de Energía advirtió que retrotraer el cuadro tarifario implicaría un costo al Estado de $ 22 mil millones.

Para Juan José Aranguren, sería “muy grave” que la Corte Suprema falle contra el Gobierno y lo obligue a mantener los precios de la energía anteriores a las subas. “Lo calificaría de muy grave, sería un paso atrás y nos impediría continuar recomponiendo el sistema energético argentino” dijo hoy el ministro de Energía durante una entrevista con Jorge Lanata.

“Las tarifas no las puede decidir la Justicia”, dijo también el ministro en la entrevista por Radio Mitre. “Le solicitamos a la Justicia que deje actuar al poder Ejecutivo en su capacidad para tomar decisiones sobre tarifas”.

Aranguren cuestionó a la jueza federal Martina Forns, que suspendió las subas en la luz: “Recibió un amparo el 12 de junio y dos meses después, la semana pasada, decidió otorgar la cautelar”. “¿Las razones de urgencia la llevaron a tomar una decisión dos meses después?”, se preguntó el ministro antes de completar su hipótesis: “Tengo que pensar que no había tal necesidad si tuvo que esperar dos meses”.

Las declaraciones de Aranguren se contradicen con las del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que relativizó los conflictos judiciales por las suba de tarifas. “No hay escenarios catastróficos”, dijo. “Lo importante es que la Corte Suprema ayude a encaminar una resolución pensando en los próximos veinte años, no en la urgencia”.

En una entrevista que publicó hoy el diario mendocino Los Andes, Peña dijo que el Gobierno sabía que un escenario posible era “la judicialización de estos procesos (de subas tarifarias), ya que desde hace muchos años se viene con amparos y discusiones judiciales”.