Image default

Araceli González, durísima con Magui Bravi y Griselda Siciliani

La actriz contestó con mucho sentido del humor cuando le preguntaron por los retoques estéticos de Griselda Siciliani y Magui Bravi

Araceli González está más picante que nunca. En su última intervención en el programa de Mirtha Legrand habló largo y tendido sobre inseguridad. Y dijo lo que pensaba sin medir palabra. Dejando a todos los demás invitados con la boca abierta. Ahora, en un tema mucho más frívolo, la actriz volvió a arremeter con fuerza y se rió de las cirugías estéticas de Magui Bravi y  Griselda Siciliani. La actual y la ex de Adrián Suar, el padre de su hijo Toto.

Araceli y Suar estuvieron casados y tuvieron un hijo, Toto. 

“Me contaron (el tema de la operación). Mirá, Adrián, nariz como la mía no vas a encontrar, porque la mía no está hecha: es natural”, manifestó la actriz. Y agregó: “A Adrián le gustaba mi nariz y, de hecho, rogaba que mi hijo saque mi cara”.

Magui Bravi apareció con nueva nariz. Y dicen que fue un pedido de Suar. 

“Adrián, ¡no vas a encontrar otra como yo!”, exclamó, entre risas. Sobre los rumores de romance, fue contundente: “No me consta, no estoy en la bragueta de Adrián”. En ese sentido, aclaró que él tiene una relación muy estrecha con Tomás, su hijo en común, e intuye que “se lo va a decir” a él en caso de que las versiones sean ciertas.

Griselda Siciliani, la ex del Chueco, también se operó la nariz. 

Un par de horas antes, la modelo habló de inseguridad en el programa de Mirth y reclamó mejores medidas para combatirlo.

“Tengo muchísimo miedo todo el tiempo”, reveló. Contó que el día del último paro volvió a su casa después de un ensayo a las 2 de la mañana. Tomó la Panamericana y quiso parar a cargar nafta pero no pudo porque en la estación de servicio no había servicio. “Me empecé a angustiar y tener miedo. Dije, ‘tengo que llegar a mi casa con el temor de quedarme sin nafta en la Panamericana'”, dijo.

Y relató: “Me cruza una camioneta a la altura de la 197”. Afortunadamente, no pasó nada, pero el susto estuvo. “Zafamos de casualidad porque monitoreo los autos, vengo de barrio y tengo una cosa distinta al niño de hoy, que vive criado en una cápsula”, indicó.

Araceli y Arana comparten escenario en Los puentes de Madison.

“Acá todos somos solidarios, yo una vez levanté la voz porque faltaba un medicamento de mi mamá y si no toma eso por día, se muere. Salió de mí el oeste, la persona común. Levanté el Instagram y dije, ‘falta el remedio para mí mamá’. ¿Y sabés quién me trajo ese remedio? Un jubilado. Y un médico que está en televisión se hizo prensa diciendo que él me había dado el medicamento. Yo llamé y dije ‘esto no es real'”.

“Yo a veces tengo ganas de salir a la calle también, porque soy madre, me duelen cosas, me siento mal. Cuando fue la marcha Ni una menos mi hija estaba entre las mujeres y le decía ‘cuidate, cada 3 minutos escribime'”, comentó luego. Y agregó: “Necesitamos una seguridad de todo tipo. Vivo en una angustia permanente”.