Image default

Álvarez Agis: “Macri convirtió la corrida cambiaria en una corrida bancaria”

El asesor económico de Alberto Fernández, Emanuel Álvarez Agis,  criticó con dureza al presidente Mauricio Macri al señalarlo como “irresponsable” por tomar medidas de control de cambios en forma tardía, cuando las reservas perdieron 13.000 millones de dólares en dos semanas.

“Me animo a pensar que la propuesta original del actual ministro de Hacienda (Hernán Lacunza) fue la de poner un control de cambios y posponer los pagos de la deuda. Y seguramente Macri dijo originalmente que no al control de cambios”, sostuvo.

Y señaló que esa negativa del jefe de Estado al control de cambios cuando la salida de dólares estaba drenando las reservas del Banco Central “transformó lo que era una corrida cambiaria en una corrida bancaria”.

“Estas decisiones nos han puesto en una situación muchísimo más compleja de la que había después de las elecciones primarias”, sostuvo en declaraciones radiales.

Álvarez Agis agregó que ahora lo único que queda es esperar que las medidas “sean suficientes”, que el pánico que está teniendo la gente se vaya disipando con el tiempo y que los bancos puedan afrontar la salida de depósitos hasta que esto comience a revertirse.

El ex funcionario kirchnerista y actual asesor de Alberto  Fernández aclaró que la situación actual no es parecida a la del 2001 porque “por suerte hoy los bancos tienen los dólares de los ahorristas”.

Y explicó que los ahorristas tiene miedos porque no cuentan con todas las herramientas necesarias para analizar las diferencias con 2001 y de forma precautoria van al banco y sacan sus ahorros.

“Lo que debería pasar es que, a partir de las medidas de control de cambio que se tomaron, la demanda de dólares empiece a bajar. Y eso le debería permitir dos cosas al Banco Central: tener controlado el tipo de cambio y parar de perder reservas“, apuntó.

Álvarez Agis se quejó porque desde el resultado de las elecciones primarias “por un razonamiento absolutamente obtuso por parte del Presidente y completamente irresponsable, esta demora nos costó 13.000 millones de dólares de reservas“.