Image default

Alberto Peréz: “Vidal era el vértice de la mesa judicial PRO”

El exjefe de Gabinete bonaerense es querellante en la causa del Gestapo-gate. La responsabilidad de la exgobernadora y Conte Grand. La candidatura de Scioli. Todo en una charla con Letra P.

-¿Fue víctima de armados de causas y espionaje ilegal?

-Cuando empezaron a investigarnos, a mediados de 2016, nos pusimos a disposición de la justicia. Con el andar de la causa vimos que la investigación se transformaba en una persecución.

-¿Con qué cosas concretamente?

-Veíamos cosas raras, irregulares, información que aparecía amañada, sin ningún sustento, con testigos que aparecían misteriosamente. Lo fuimos presentando en la causa y en los pocos medios que podíamos. En ese momento parecía inverosímil decir que éramos víctimas de un espionaje ilegal.

-¿El video es la confirmación de lo que denunciaban?

-Con el audio del subcomisario (Hernán) Casassa, donde describe cómo se recababa información en forma ilegal y se armaba la denuncia, queda todo claro. No es cualquier persona, tuvo un rol protagónico en la investigación: allanó mi casa y las empresas de Daniel (Scioli).

-¿Por eso usted se presentó como querellante?

-Me presenté en la justicia federal porque el espionaje ilegal es un delito federal. Me presenté en el marco de otra causa que también está investigando el accionar ilegal de agentes de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia), como es la mesa de la Gestapo, para ser querellante para que se investigue el espionaje ilegal del que fuimos víctimas.

-¿Qué reacción tuvo cuando vio el video y escuchó el audio?

-El video es impactante porque tiene imágenes y el audio es impactante por lo que dice. Esto da pruebas concretas de lo que nosotros sosteníamos, que durante el gobierno de Vidal se habían armado causas, que había espionaje ilegal, que se habían usado diferentes agencias del Estado nacional, la AFI, la Unidad de Información financiera, también provinciales, el ministerio de Seguridad, para espiar y armar causas.

-¿Cuál cree que fue el rol de la exgobernadora?

-Desde el plano jurídico, no quiero incurrir en lo mismo que hicieron con nosotros, que es prejuzgar, por eso me presento en la justicia. Desde lo político, estoy convencido de que era el vértice de lo que se pergeñaba en esa mesa judicial. Es imposible que desconociera tanto lo de Villegas como lo que describe Casassa. La foto en la que aparecen Pepín Rodríguez Simón, prófugo por armado de causas judiciales; Carrió, que fue nuestra denunciante, Vidal y quien en ese entonces era secretario Legal y Técnico de la gobernación, Conte Grand, habla por sí sola. Se juntan en el mismo momento que nos hacen la denuncia a nosotros. Si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, es perro. Está claro el rol de cada uno.

-¿Le llama la atención que se hayan espiado dentro de su propia fuerza?

-Es imposible explicarlo desde una racionalidad democrática. Llega un momento en el que quien espía toma el espionaje ilegal como una forma para hacer política, perseguir opositores o condicionar hasta gente de su propia fuerza. Supongo que no tiene límites. Entraron en esa lógica persecutoria. Aparte del daño personal y político que nos han hecho a nosotros, creo que el principal daño es a la democracia, porque que se espíe ilegalmente en democracia no tiene ninguna explicación.

-¿Conte Grand tiene que renunciar?

-Con todo lo que está apareciendo no puede seguir siendo Procurador. En un sistema acusatorio como tiene la provincia, es insostenible que esté al frente una persona que está sospechada e investigada por espionaje ilegal y armado de causas.FdT, Scioli y candidaturas

Consultado sobre la actualidad del Frente de Todos y acerca de una eventual candidatura de su amigo personal y jefe político Scioli, Pérez dijo que la coalición de gobierno está buscando, después de la pandemia, “recuperar los pilares de lo que fue la propuesta electoral en 2019” y que en esa línea los ve trabajando muy fuerte al presidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof.

Contó que días atrás estuvo junto a Scioli en Mar del Plata, donde dice tuvo “un excelente recibimiento” y un reconocimiento “a un gran trabajador en el lugar que le toque ocupar”. Sin embargo, evitó hablar de candidaturas: “No hablamos con Daniel de nada que tenga que ver con eso”, aseguró y remarco que la mejor carta de presentación de un dirigente es haber cumplido con la tarea que le encargó la ciudadanía o, en el caso de Scioli, el Presidente. “Es extemporáneo hablar ahora de candidaturas; no es de buena política”, indicó.