Image default

Abigail Disney visitó Disneyland en secreto y quedó “furiosa” por lo que vio

Disneyland se considera a sí mismo “El lugar más feliz del mundo”, pero la heredera de la familia Abigail Disney dijo que recientemente visitó del parque de forma encubierta y vio a trabajadores en dificultades.

Como heredera de la fortuna de Disney, todo lo que Abigail Disney dice sobre la marca que aman millones de personas en todo el mundo capta la atención. Y ha sermoneado al Director Ejecutivo de Walt Disney Co., Bob Iger, por su salario anual de 66 millones de dólares, diciéndole que no está haciendo lo suficiente para corregir la enorme brecha entre sus ganancias y las de otros trabajadores de Disney.

“Bob necesita entender que es un empleado, al igual que los empleados que retiran el chicle de la acera”, dijo Disney durante una entrevista en el programa de Yahoo Noticias ‘A través de sus ojos’. “Y todos tienen derecho a que se les trate con la misma dignidad y humanidad”.

Dijo que descubrió que “El lugar más feliz de la Tierra” era una fachada a punto de resquebrajarse por la presión de llegar a fin de mes.

“Cada una de las personas con las que hablé me decía: ‘No sé cómo puedo mantener esta actitud alegre y cálida cuando al llegar a casa tengo que buscar comida en la basura de otras personas’”, recordó y agregó que ese no era el ambiente de trabajo que su abuelo Roy O. Disney intentó crear.

“Cuando salí de allí estaba muy furiosa porque, ya sabes, mi abuelo me enseñó a venerar a las personas que te dan las entradas y los refrescos”, explicó.

“Esas personas son, en gran parte, la receta para el éxito”.

Disney dice que sus esfuerzos son un intento por preservar la cultura de respeto por el trabajo que se originó con su abuelo y que, según ella, ha disminuido gradualmente en Walt Disney Co. “Cuando mi abuelo trabajó allí, contrató a personas para que trabajaran durante toda la vida”, afirmó.

Abigail Disney, cineasta y filántropa, no tiene un papel activo en la compañía fundada por su abuelo. Pero dice que hace poco le escribió a Iger para expresarle sus preocupaciones.

“Le escribí a Bob Iger un correo electrónico muy largo, y una de las cosas que le dije fue: ‘Sabes, eres un gran Director Ejecutivo en todos los sentidos, quizás eres el mejor Director Ejecutivo del país en este momento. Eres un gran administrador y ese será tu legado. Pero si estuviera en tu lugar, aspiraría a algo mejor. Querría que me conocieran por haber sido la persona que creó un lugar mejor, porque tienes el poder para hacerlo”.

Pero Disney contó que no obtuvo ninguna respuesta a su correo electrónico.

“No recibí respuesta”, confirmó.

Cuando le preguntaron sobre la disparidad salarial entre Iger y su personal, un portavoz de Walt Disney Co. promocionó su iniciativa educativa, Disney Aspire, que cubre el 100 % del coste de la matrícula, los libros y todos los gastos. El portavoz dijo que hasta el momento más del 40 % de los más de 88 000 empleados que trabajan por horas en Disney se habían inscrito para participar.

“Disney está a la vanguardia en la educación de la fuerza laboral, una estrategia que ha sido reconocida como la mejor manera para ayudar a los empleados a crear oportunidades económicas y potenciar la movilidad ascendente”, apuntó el portavoz.

La compañía agregó: “Los trabajadores estadounidenses necesitan un cambio significativo; merecen políticas inteligentes y programas prácticos, como Disney Aspire, que les permitan alcanzar sus objetivos y garantizar que formen parte de la fuerza laboral más competitiva del mundo”.