Image default

Ab crack, la peligrosa rutina fit que puede llevar a sus fanáticos al quirófano

Es la última tendencia en Instagram y propone marcar los abdominales rompiendo un tendón de la zona. Por qué conseguir esta línea puede provocar una hernia.

De los creadores de términos como thigh gap, la técnica que propone la separación excesiva de los muslos, llegó al “pequeño diccionario fitness ilustrado” ab crack, que no es ni más ni menos que un ejercicio para los abdominales, que puede acabar con el fanático fit en un quirófano.

¿De qué se trata la novedad que hace furor en Instagram y suma cada vez más adeptos? Apunta a ejercitar los músculos de la zona estomacal al punto de marcar una especie de línea vertical muy pronunciada que atraviese todo el abdomen.

El objetivo es poder exponer la línea alba, una variedad de tendón que recorre el abdomen humano desde el esternón al pubis.

No son pocas las supermodelos que lucen sus “abdominales rotos” en Instagram. Hannah Bronfman, Emily Ratajkowski y Stella Maxwell, son algunas de las que gustan de subir fotos en las que se evidencia esta delgada línea.

“Con genética, alimentación y ejercicio, a una constitución física que ayude, hay que sumarle ejercicio cardiovascular, abdominales hipopresivos y ejercicios explosivos con torsiones de tronco”, señalan los entrenadores como los puntos básicos para tonificar esta zona.

Pero la expresión ab crack va más allá. En el mundo del culturismo se conoce desde hace tiempo como “diástasis abdominal”. Sucede cuando se abusa de los ejercicios abdominales tradicionales hasta romper el tejido conectivo que los une. Al faltar el nexo de unión, los músculos rectos se separan y esta especie de tendón se marca con mucha mayor presencia. Lo que se trata -ni más ni menos- de una lesión interna.

“Si se llegara a superar los 3-5 centímetros de separación entre abdominales y línea alba puede derivar en una hernia, algo frecuente en el embarazo. Y en sus manifestaciones más graves, la solución pasa por recurrir a la cirugía (por hernia o excesiva debilidad abdominal) o incluso por tener que colocar una malla para evitar desplazamiento de los órganos internos. Son casos muy extremos. Lo habitual es que para marcar esta raya baste con iniciar el proceso de desgarre”, según puntualizó el especialista español Antonio de la Fuente.