Image default

5 ejercicios de Kegel que van a cambiar tu vida sexual

La vagina es un músculo, y como tal, puede ser ejercitado. Estas prácticas te van a poner a punto para las mejores relaciones sexuales de tu vida.

La destreza vaginal precipitará más orgasmos y además te puede dar un control mayor en el momento de la penetración. Es mejor tener una vagina consciente, despierta y ejercitada, que sepa lo que le gusta, pueda regular rítmicas a su antojo y bailar la danza del placer más intensamente.

Además, estos ejercicios son famosos porque ayudan a fortalecer los músculos debajo del útero, la vejiga y el intestino (grueso).

Para que den más resultado, sería conveniente repetirlos 3 veces al día, o cuantas veces se pueda. Es recomendable -los primeros 4- no hacerlos con la vejiga llena. Cuanto más descargadas, mejor.

1) En una posición relajada, contraer los músculos de la vagina durante 3 segundos y relajar. 10 veces.

2) Este ejercicio es de velocidad. Contraer y relajar el músculo vaginal lo más rápido que se pueda, unas 20 veces. Luego, imaginar que una está sosteniendo algo con la vagina y mantener la contracción 3 segundos y soltar. 10 veces.

3) Hacer la fuerza que se necesitaría para lanzar una pelota de pin pong con la vagina. Luego, moderar la intensidad, produciendo leves movimientos como si se estuviera acariciando algo en el interior. 10 veces.

4) Instroducir un dedo dentro de la vagina. Apretar los músculos como si estuvieras conteniendo la orina y luego soltar. Tenes que sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

5) En el momento de orinar empezar a hacerlo y luego parar. Sentir los músculos de la vagina ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Éstos son los músculos del piso pélvico. Los muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados.

Fuente: EntreMujeres

Salud sexual. Foto: iStock Photos.